La carne, emblema de la identidad argentina

Buenos Aires (AFP) –

Anuncios

Lo más importante en Argentina ocurre alrededor de una parrilla, en la cual se asa carne y se reúnen la familia y los amigos. Generador de de alegría y concordia, este producto central en la dieta local está ahora en el centro de un conflicto entre gobierno y ganaderos.

Argentina es el cuarto exportador mundial de carne bovina, después de Brasil, Australia e India. En 2020 sus ventas al exterior, principalmente a China, fueron de un total de 819.000 toneladas, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. A cambio, el país recibió 3.368 millones de dólares.

"Argentina tiene la ventaja de que no hace falta promocionar demasiado nuestra carne. Es como los franceses con el champán. Uno habla de Francia y dice 'champán', uno habla de Argentina y dice 'carne", ejemplificó para la AFP Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA).

"Es uno de los elementos que nos identifica. Cuando uno habla de carne, habla de gaucho, habla del origen de la Argentina", añadió sobre los tradicionales habitantes de Argentina, el sur de Brasil, y Uruguay.

La estampa del ganado que pasta en los inmensos espacios de la pampa es fundacional para Argentina. Una obra literaria, "El gaucho Martín Fierro", de José Hernández, publicada en 1872, lo retrata:

"Venía la carne con cuero,

la sabrosa carbonada,

mazamorra bien pisada

los pasteles y el güen vino...

pero ha querido el destino,

que todo aquello acabara", dice en uno de sus pasajes ese emblemático poema narrativo que se estudia en la escuela.

La carne vacuna es básica en la dieta de los argentinos. De hecho, Argentina es el principal consumidor de este tipo de carne per cápita en el mundo, según la OCDE. Pero su ingesta bajó de 69,3 kilos por persona por año en 2009 a 49,2 kg en promedio en la actualidad, de acuerdo a la CICCRA.

En respuesta, los productores anunciaron que cesarán la comercialización interna de ganado durante una semana.

Aunque otros suplan a Argentina en el mercado internacional, los productores de este país están seguros de que se notará la diferencia.

"El secreto de la carne argentina es la genética, que produce una carne con un marmoleado (ndlr: veteado) natural de grasa que le da ese gusto inigualable", según Schiariti.