Bernal más líder del Giro tras la temida etapa del 'sterrato' ganada por el suizo Schmid

Montalcino (Italia) (AFP) –

Anuncios

El colombiano Egan Bernal (Ineos) se afianzó en su posición de líder del Giro de Italia tras la undécima etapa de la carrera, con la victoria parcial del suizo Mauro Schmid (Qhubeka), este miércoles con final en Montalcino.

En una etapa temida por los numerosos tramos de 'sterrato' (caminos sin asfaltar) de la Toscana, el belga Remco Evenepoel, segundo en la general antes de iniciarse la jornada, fue distanciado a 20 km de la meta y cedió más de dos minutos con respecto a Bernal.

"Quedan diez etapas y todas las grandes montañas" de los Dolomitas, relativizó Bernal, que ahora comanda la general con 45 segundos de ventaja sobre el ruso Aleksandr Vlasov, y Evenepoel cae de la segunda a la séptima plaza, a 2:22.

Si en la jornada de descanso del martes todas las discusiones giraban en torno al mano a mano entre Bernal y Evenepoel, dos de las grandes estrellas del ciclismo mundial, el colombiano dio un golpe sobre la mesa apenas 24 horas después para reivindicar su condición de favorito número 1 al triunfo final en Milán (30 de mayo).

El joven colombiano (24 años), formado en el ciclismo de montaña, demostró que se mueve como pez en el agua en esos caminos de tierra y piedras que dan brillo a la Strade Bianche, la clásica toscana en la que Bernal fue tercero en marzo, y este miércoles logró sacar tiempo a todos sus rivales.

En la subida final que conducía a Montalcino, Bernal distanció en una veintena de segundos a Vlasov, que encabezó un grupo en el que también estaban los británicos Hugh Carthy y Simon Yates.

"En este tipo de etapas, lo más complicado es lo mental", explicó Bernal, undécimo en la etapa a más de tres minutos del vencedor de etapa. "Hay que encontrar el buen equilibrio, estar constantemente concentrado, no tomar demasiados riesgos... Todo eso es difícil".

- Más de dos minutos a Evenepoel -

Evenepoel, que sufrió mucho durante toda la jornada y que ya había sido distanciado una primera vez en el descenso del primero de los cuatro sectores de tierra (35 km en total en los últimos 70), se quedó definitivamente en el tercer tramo de 'sterrato' y puede dar gracias a su compañero portugués Joao Almeida de no haberse despedido definitivamente del podio.

La etapa, de 162 km de recorrido, se la disputaron entre los once corredores que formaron parte de la escapada del día. Schmid, un joven corredor de 22 años, ganó en el esprint al italiano Alessandro Covi. Ambos habían logrado distanciar a los otros fugados a pocos kilómetros para la meta.

"Solo supe dos semanas antes de la salida que iba a correr el Giro", se felicitó el suizo, que inaugura su palmarés como profesional. "He sufrido mucho hoy, pero quería pasar al ataque porque me gustan mucho los caminos de tierra", añadió.

El jueves se disputará la duodécima etapa, entre Siena y Bagno di Romana, con 212 km de recorrido rompepiernas y cuatro puertos de montaña, el último, el Passo del Carnaio, a solo 10 km para la meta.