La lava de un volcán se detiene a las puertas de la ciudad de Goma, en RD Congo

Goma (RD Congo) (AFP) –

Anuncios

La ciudad de Goma, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), "se salvó" de la lava del volcán Nyiragongo, que entró en erupción el sábado en la noche, aunque murieron cinco personas, declaró este domingo el gobernador militar de la región.

"La lava se detuvo hacia Buhene, en las afueras de Goma (...) la ciudad se salvó", dijo el general Constant Ndima, quien informó de "un saldo provisional de cinco muertos" en accidentes durante la evacuación de la población.

El inmenso río frenó su avance durante la noche y se inmovilizó en el suburbio de Buhene, que marca el límite noreste de Goma, donde los habitantes temen una nueva erupción, constataron este domingo periodistas de AFP.

Del frente de lava, negruzco e inestable, emanan llamas y fuertes vapores.

En su avance la lava engulló varias viviendas, de las cuales se ven hierros retorcidos y calcinados.

La lava dejó de avanzar a unos cientos de metros del aeropuerto de Goma, de donde los aviones fueron evacuados durante la noche, y donde se cancelaron todos los vuelos del día, según una fuente del aeropuerto.

- Pequeños terremotos -

En Goma se sintieron unos diez pequeños terremotos desde el amanecer.

"Las autoridades locales que siguieron el desarrollo de la erupción durante toda la noche informan que el flujo de lava ha perdido intensidad, con algunos terremotos", dijo el ministro de Comunicación y portavoz del gobierno, Patrick Muyaya, en su cuenta Twitter.

"La evaluación de la situación humanitaria está en marcha, otras comunicaciones seguirán durante el día", dijo.

El volcán Nyiragongo, cuyas majestuosas laderas oscuras dominan Goma y todo el lago Kivu, entró en erupción el sábado por la noche, atrapando a todos, incluidas las autoridades, obligados a dar la orden de evacuar la ciudad poco después.

"El cielo se enrojeció. Hay un olor a azufre. A lo lejos se ven llamas gigantes que salen de la montaña", contó a la AFP un habitante.

Decenas de miles de personas huyeron hacia un cercano puesto fronterizo con Ruanda, al sur de Goma, y al suroeste de la ciudad, hacia la región de Masisi.

En Ruanda, la recepción de miles de personas se llevó a cabo de forma pacífica, canalizada y organizada por las autoridades.

"Actualmente, los ciudadanos de la República Democrática del Congo que se habían refugiado en Ruanda tras la erupción de Nyiragongo siguen regresando a su país", indicó el domingo la Agencia de Radiodifusión de Ruanda (RBA).

La gran erupción anterior del volcán Nyiragongo se remonta al 17 de enero de 2002.

Causó la muerte de más de 100 personas, cubriendo de lava casi toda la parte este de Goma, incluida la mitad de la pista del aeropuerto.

En esa ocasión, la lava se fue derramando hacia la ciudad y desembocó en el lago Kivu.

El sábado por la noche se observaron dos ríos de lava, uno descendiendo hacia el este, en zonas habitadas pero no urbanas, en dirección de la frontera con Ruanda.

El otro corrió lentamente hacia el sur, hasta llegar al límite de Goma. En el camino varias aldeas fueron devoradas por la lava.

- "Población preocupada" -

Cientos de curiosos se acercaron al frente de lava que se extendía hasta donde alcanzaba la vista, filmando con sus teléfonos móviles.

Los más osados daban algunos pasos rápidos sobre la lava humeante.

"La gente está regresando lentamente a sus hogares, la situación es bastante tranquila por el momento", indicó un vecino.

"Pero la población todavía tiene miedo, está indecisa porque las autoridades no hicieron ninguna comunicación esta mañana", agregó.

La situación estaba relativamente tranquila en Goma. Los residentes, en la calle o frente a su casa, observaban el volcán y hablaban entre ellos.

Goma, la capital regional de Kivu del Norte, una provincia conflictiva, vecina de Uganda, donde abundan numerosos grupos armados, tiene casi 600.000 habitantes.

La ciudad alberga un gran contingente de cascos azules y muchos miembros del personal de la Monusco, la misión de la ONU en el país. También es la base de muchas oenegés y organizaciones internacionales.

La región de Goma es un área de intensa actividad volcánica, con seis volcanes, entre ellos Nyiragongo y Nyamuragira, muy cercanos el uno del otro y de 3.470 y 3.058 metros respectivamente.

La erupción más mortífera de Nyiragongo, en 1977, provocó más de 600 muertos.

En estos dos volcanes las erupciones son frecuentes pero "suaves", con coladas de lava que se derraman por sus flancos. Fue el caso de la de 2002.