Presidente de Ecuador presenta a Congreso proyecto de nueva ley de Comunicación

Quito (AFP) –

Anuncios

El presidente de Ecuador, el derechista Guillermo Lasso, presentó el martes ante el unicameral Congreso el proyecto de una nueva ley de Comunicación para reemplazar una polémica norma aprobada en 2013 y considerada como "mordaza".

"Espero que la Asamblea Nacional dé urgente trámite para que volvamos a vivir en plena libertad en Ecuador", expresó en un comunicado Lasso, quien tomó posesión el lunes.

El mandatario propuso el proyecto de ley de Libre Expresión y Comunicación para derogar la norma de 2013, excepto los artículos que fomentan la producción nacional en publicidad, regulación de propaganda estatal y el régimen del espectro radioeléctrico.

El documento planteado garantiza la libertad de expresión, comunicación y prensa como un derecho fundamental que no puede ser restringido y asegura a los comunicadores la cláusula de conciencia y la reserva de sus fuentes y secretos profesionales, según la Secretaría de Comunicación del gobierno.

Además, robustece la protección de la inviolabilidad de comunicaciones personales, deroga el delito de calumnia y la contravención de actos lesivos al honor y garantiza que "nunca más se use el derecho penal para perseguir controversias que surgen por la libre expresión", añadió.

La actual ley de Comunicación surgió de una consulta popular impulsada por el expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017) para frenar lo que consideraba abusos de los medios de propiedad privada, con los que sostuvo una dura confrontación al acusarles de conspiradores y corruptos.

Lasso, quien es el principal opositor de Correa -que vive en Bélgica desde que dejó el poder-, derogó el lunes el reglamento de esa ley al sostener que "no conviene a la buena marcha de la administración" de la libertad de expresión.

La norma, cuestionada por medios de prensa y organizaciones que defienden la libertad de expresión que la tildan de "mordaza", aumentó los controles y fijó una nueva distribución de frecuencias de radio y televisión entre sectores privados, públicos y comunitarios.

El exgobernante Lenín Moreno (2017-2021), exaliado de Correa, impulsó reformas a esa ley eliminando un organismo que sancionaba a medios, periodistas y caricaturistas con multas y medidas como rectificaciones, disculpas públicas y procesos administrativos no penales.

Las fuerzas en el Parlamento están dispersas y el oficialismo se alió con sectores de centro e izquierda para tener mayoría absoluta, excluyendo al correísmo, que forma el principal bloque con 49 de los 137 curules.