"No miro más allá de con quién juego ahora", dice Schwartzman tras pasar en Roland Garros

París (AFP) –

Anuncios

El argentino Diego Schwartzman, número 10 del ranking ATP, afirmó que no mira "más allá" de su próximo rival en el cuadro de Roland Garros, después de derrotar este jueves al esloveno Aljaz Bedene en segunda ronda.

"¡No me preguntes, no me preguntes!", exclamó jocoso el 'Peque' cuando un periodista iniciaba su pregunta sobre los posibles rivales en próximas rondas.

"No miro más allá de con quién juego ahora, no me digas más allá del cuadro", respondió Schwartzman, cuyo próximo rival será el alemán Philipp Kohlschreiber (132º), quien dio la sorpresa al imponerse al ruso Aslan Karatsev (26º).

"Si tengo que elegir, a Karatsev prefiero evitarlo, era un rival difícil que viene de un presente espectacular", se sinceró el bonaerense, cuyo rival en cuartos de final podría ser Rafa Nadal.

Sobre el alemán destacó su experiencia y apuntó a un partido largo como la clave para poder pasar a octavos. "Debe haber venido veinte veces a Roland Garros, mucha experiencia, es muy lindo verlo jugar. Todo lo que pueda hacer en el partido para que corra, para que vaya al límite, tengo que jugar un partido de 8 o 10 pelotas por punto, ojalá pueda jugar un buen partido contra él", declaró.

Sobre su victoria en tres sets de este jueves ante Bedene, Schwartzman destacó que "puede que haya sido uno de los mejores partidos, pero lamentablemente porque no había tenido partidos muy buenos" esta temporada.

"Era un rival difícil que si quizá le daba una chance de volver se iba a poner peligroso, tengo que seguir mejorando, si tienes el día libre, todo ayuda a mejorar, eso me suele pasar en Grand Slam", afirmó.

El 'Peque', que llegaba este año al Grand Slam sobre polvo de ladrillo con unos resultados más discretos que en anteriores ediciones, parece haber recuperado la chispa, y merced a un buen servicio y a una potente derecha desde la línea de fondo logró una victoria que le mete en tercera ronda.

Además, la victoria de este jueves le permitió equilibrar la balanza en los duelos directos que mantenía con el esloveno (2-2), al que nunca se había enfrentado en Grand Slam.

Es la cuarta vez en sus cinco últimas participaciones en el Grand Slam parisino en que el bonaerense se clasifica entre los 32 mejores.

- Grito de 'desahogo' -

Pese a su victoria relativamente cómoda en tres sets corridos, el argentino profirió un grito de alegría al concluir el choque, por el que fue preguntado en conferencia de prensa.

"Fue un desahogo, el rival era difícil, peligroso, ha complicado a muchos jugadores en Grand Slam, aquí hizo tercera ronda. Son varias cosas que hacen que el grito del final sea un desahogo, la confianza va y viene, habría que preguntar a un psicólogo el porqué".

Schwartzman también fue preguntado por el polémico abandono del torneo de la N.2 del mundo, la japonesa Naomi Osaka, y por la presión a la que se ven sometidos los tenistas en redes sociales.

"Cuando ganas son cientos de gente que aparecen para felicitarte, yo desactivé los comentarios en Instagram de gente que no sigo. No logro entender que haya gente que insulte de esa manera, y mira que soy de las personas a las que le afecta poco", confesó.

"Quizá ahora la gente empieza ver la realidad de muchos deportistas, yo tengo la habilidad de pegar mejor a la pelota de tenis, pero tenemos los mismos problemas de puertas adentro que cualquiera, cuando pasa eso hay que ayudarnos entre nosotros, la federación y los organizadores puedan ayudar y que todos podamos estar en un mundo mejor", concluyó.