La tenista Mónica Puig, oro en Río-2016, se perderá los Juegos Olímpicos por lesión

Miami (AFP) –

Anuncios

La puertorriqueña Mónica Puig, primera tenista latinoamericana en ganar un oro olímpico, anunció este domingo que será baja en los Juegos Olímpicos de Tokio por una lesión de hombro.

La medallista de oro en Río-2016 se sometió una semana atrás a una segunda cirugía en su hombro derecho para reparar el tendón del bíceps.

"Esto me pone en una posición muy difícil y no podré participar en los Juegos Olímpicos de Tokio este año. Ha sido una decisión muy difícil", lamentó la tenista de San Juan en un vídeo en Instagram, en el que aparece sentada y con el brazo inmovilizado.

Puig, de 27 años, se sometió a una primera cirugía en diciembre de 2019 pero, debido a las molestias que sentía al competir, desde entonces solo ha jugado tres partidos.

"Mi equipo y yo pensamos a largo plazo y en prolongar mi carrera el mayor número de años posible, y esperamos jugar en los Juegos Olímpicos de París 2024. Esa fue una de las razones que nos llevó a tomar esta decisión", afirmó.

"La segunda razón fue que, obviamente, nadie quiere jugar con dolor. El dolor era demasiado insoportable como para pasar más de 10 minutos en la pista", explicó Puig, que se perderá el resto de la temporada WTA.

Puig se convirtió en una heroína deportiva en Puerto Rico con su inesperado triunfo en el torneo de tenis de Río-2016, donde se colgó el primer oro olímpico en la historia de su país y el primero de una tenista latinoamericana.

La puertorriqueña, que entonces ocupaba el número 34 del ranking WTA, derrotó en la tercera ronda a la española Garbiñe Muguruza, que acababa de ganar Wimbledon, y en la final a la alemana Angelique Kerber, número dos mundial.