Sueco Ericsson gana Gran Premio de Detroit en la IndyCar

Detroit (Estados Unidos) (AFP) –

Anuncios

El piloto sueco Marcus Ericsson ganó su primera carrera en la IndyCar al conquistar este sábado el Gran Premio de Detroit, aprovechando el fallo en el motor del líder Will Power, en una competencia que se detuvo en dos oportunidades por choques que dañaron el circuito.

Ericsson mantuvo a raya al holandés Rinus VeeKay, y al mexicano Pato O'Ward que llegó tercero después de recorrer las 70 vueltas del circuito temporal de 2.35 millas en Belle Isle Park en Detroit, Michigan.

El sueco, un excorredor de Fórmula Uno, cuyo mejor resultado previo en IndyCar fue segundo lugar en Belle Isle en 2019, no había ganado en ningúna categoría desde 2013 cuando lo hizo en GP2, la segunda categoría de la F1.

Un accidente del francés Romain Grosjean provocó una parada en la carrera a falta de cinco vueltas para retirar el auto y reparar la pista, lo que provocó un reinicio tardío con el australiano Power al frente.

Pero Power, quien se quejó del calor mientras se vio obligado a permanecer en el auto, no pudo encender su motor cuando los autos salieron del ´pit-lane´, lo que le negó una posible victoria número 40 en la IndyCar después de liderar durante 37 vueltas.

Eso dejó a Ericsson adelante cuando la bandera verde ondeó con tres vueltas restantes con VeeKay y O'Ward pasando al japonés Takuma Sato, mientras el sueco aceleraba y se aferraba a la victoria.

El triunfo de Ericsson permitió igualar un récord de la categoría IndyCar con siete ganadores diferentes en las primeras siete carreras de la temporada.

El sueco Felix Rosenqvist se estrelló a la salida de la curva seis en la vuelta 25 y, después de tres vueltas a baja velocidad, la carrera se detuvo durante 78 minutos para poder reparar la pista.

Rosenqvist estaba consciente, alerta y estable con lesiones que no representaban una amenaza para la vida o las extremidades, según los funcionarios médicos de la carrera, pero se quejó de dolores y fue llevado a un hospital cercano para ser examinado.

El neozelandés Scott Dixon, seis veces campeón de IndyCar y tres veces ganador en Belle Isle, pasó a Power en la vuelta 12 para tomar la delantera justo antes de que la carrera tuviera bandera roja, y luego entró en los boxes para repostar justo antes del reinicio.

Power, Ericsson y Sato lideraron en el reinicio. Power hizo su última parada para recibir combustible en la vuelta 48 y se mantuvo por delante hasta la última parada.

Fue la séptima de 16 carreras en la campaña de IndyCar 2021, que alcanza la mitad del camino en el segundo evento de este domingo en Belle Isle.