España no acierta contra Suecia, República Checa y Eslovaquia hacen los deberes

Sevilla (España) (AFP) –

Anuncios

La falta de pegada condenó a España en su estreno en la Eurocopa contra Suecia en Sevilla (0-0), el mismo día en que Patrik Schick dio la victoria a República Checa con un doblete en Escocia (2-0) y en el que Eslovaquia sorprendió a la Polonia de un desaparecido Robert Lewandowski en San Petersburgo (2-1).

España y Suecia tuvieron muy claros sus respectivos planes de juego desde el principio del partido, disputado en una calurosa noche sevillana ante 12.517 espectadores, el total de las entradas vendidas para este encuentro.

La Roja se hizo con la posesión del balón y del juego, hasta el punto que en la primera parte conectó 303 pases.

Suecia, por su parte, esperaba en su campo para tratar de sorprender a la contra y con balones largos en busca de Alexander Isak y Marcus Berg.

España intentó hacer daño por las bandas, por donde aparecían continuamente sus extremos para meter balones al área.

Al cuarto de hora, el portero Robin Olsen se fue abajo en una gran estirada para enviar a córner un cabezazo de Dani Olmo a centro de Koke (16).

- Aviso de Isak -

La Roja lo intentaba por tierra y aire, pero se estrellaba en la ordenada defensa sueca o en el buen hacer de su meta Olsen, que en el 40 blocó un disparó lejano de Ferran Torres.

Poco antes, Álvaro Morata, que mantuvo un constante duelo con los centrales suecos, especialmente con Danielson, había cruzado demasiado un balón ante la salida de Olsen (38).

Al filo del descanso llegó el único susto de la primera parte para la Roja, cuando un error defensivo acabó con un disparo de Isak, que sacó Marcos Llorente en la línea de gol, enviando el balón al palo donde rebotó a las manos del portero Unai Simón (41).

Tras la pausa, ambos equipos siguieron a lo suyo, pero la presión de España bajó un punto de intensidad, a medida que el cansancio empezaba a hacer mella.

Los suecos estuvieron a punto de sorprender de nuevo en otra gran jugada de Isak, que se fue de tres defensas para dejar un balón a bocajarro que Marcus Berg envió fuera (61).

- Lewandowski desaparecido, Eslovaquía líder -

Los cambios dieron aire a la Roja, que volvió a lanzarse al ataque en el último cuarto de hora de partido.

Sobre la campana, Gerard Moreno logró cabecear en boca de gol para encontrarse con una soberbia parada de Olsen (90), quien también detuvo un remate de Pablo Sarabia (90+3) con el que prácticamente se acabó el encuentro.

Encuadrados en su misma llave E, Eslovaquia y Polonia se cruzaron en San Petersburgo en un duelo que se acabaron llevando sorprendentemente los eslovacos, que supieron maniatar a Lewandowski, inofensivo en los 90 minutos.

"Es una vergüenza que no fuéramos capaces de al menos lograr un empate", declaró el ariete del Bayern de Múnich a la televisión de su país TVP. "Perdimos contra los teóricamente rivales más flojos así que estamos en una situación complicada", añadió.

Eslovaquia abrió la lata a través del arquero rival, Wojciech Szczesny, con un autogol tras un tiro del eslovaco Robert Mak (18). Después de una mala primera parte, Polonia empataba justo después del descanso por medio de Karol Linetty (46).

Cuando mejor estaba su selección, Grzegorz Krychowiak fue expulsado (62) por doble tarjeta amarilla y el eslovaco Milan Skriniar aprovechó para hacer el definitivo segundo gol (69).

El debut triunfal de Eslovaquia le hace dormir como líder del grupo E, luego del empate entre españoles y suecos.

- Doblete de Schick en regreso escocés -

El cuarto día de Eurocopa comenzó en Glasgow con el choque que faltaba por disputar del grupo D entre Escocia y República Checa.

Los escoceses no pudieron brindar a sus espectadores en el Hampden Park ni la victoria, ni siquiera un gol, en el que era su regreso a un gran torneo internacional desde Francia-1998.

Dos goles del delantero del Bayer Leverkusen Patrik Schick arrodillaron a Escocia y situaron a los checos como líderes de una llave en la que también está Inglaterra, vencedora el domingo por 1-0 de Croacia, tomándose la revancha de las semifinales del Mundial-2018.

Schick adelantó a los suyos cerca del descanso (42) con un buen cabezazo y en la reanudación hizo uno de los goles de la Eurocopa con un tiro desde el centro del campo, aprovechando que el arquero escocés David Marshall estaba adelantado (52).