Jokic, el MVP de la NBA, pide disculpas por su expulsión en derrota de Nuggets

Los Angeles (AFP) –

Anuncios

El pívot serbio Nikola Jokic, flamante MVP de la temporada NBA, pidió disculpas por su expulsión en el juego del domingo en el que sus Denver Nuggets quedaron eliminados, aunque recalcó que no pretendía golpear al escolta de los Phoenix Suns Cameron Payne.

Los árbitros decretaron la expulsión fulminante en el tercer cuarto por un duro golpe de Jokic a Payne cuando intentaba arrebatarle la pelota, una decisión arbitral muy cuestionada por el técnico de Denver, Mike Malone.

El serbio dio un fuerte manotazo a la pelota que controlaba Cameron Payne golpeándole aparentemente en el rostro con el brazo.

"Quería cambiar el ritmo del partido, quería darnos algo de energía (...) así que intenté hacer una falta dura", explicó Jokic a los medios. "¿Le di, no le di? No lo sabemos. Así que pido perdón si lo hice porque no quise golpearle en la cabeza o lesionarle".

Tras la falta, el escolta de los Suns Devin Booker corrió a recriminarle la acción a Jokic y ambos tuvieron que ser separados por sus compañeros.

El pívot no quiso incidir en si esperaba que los árbitros consideraran la falta como flagrante 2, lo que envió al MVP al vestuario con 3 minutos y 52 segundos por jugar del tercer cuarto de un juego que los Nuggets acabaron perdiendo 125-118.

"No sé si pensaba que me iban a expulsar", afirmó. "Esto pasa, no se puede cambiar".

"No debí hacerlo, fue mi error. Lo siento, pero no puedo cambiarlo ahora", explicó el serbio, que terminó el juego con 22 puntos y 11 rebotes.

El 'Joker' hizo un reconocimiento a la entrega de sus compañeros durante una temporada en la que perdieron por lesión a su segunda espada, el canadiense Jamal Murray.

"Luchamos, nunca nos rendimos, incluso hoy. Hay que darle crédito a los chicos (...) "Creo que todo el equipo tiene que salir de la cancha con la cabeza alta", dijo Jokic, que tampoco confirmó si jugará con Serbia los Juegos Olímpicos de Tokio.

"No lo sé. La temporada justo acaba de terminar", afirmó.

En su turno, el técnico Michael Malone sí cuestionó la decisión de los árbitros de expulsar al MVP.

"Yo mismo vi la repetición en una de las computadoras y supuse que sería una flagrante 1 en el peor de los casos", afirmó. "No pensé que fuera una jugada de no básquetbol con intención maliciosa. Creo que fue una frustración".

"No me pareció que mereciera una expulsión porque hizo una jugada con balón", dijo Malone. "Todavía estoy un poco sorprendido de que expulsaran al MVP en una jugada así".