El inglés Bland asume el liderato del Abierto de golf de EEUU

La Jolla (United States) (AFP) –

Anuncios

El inglés Richard Bland, 115 del ranking mundial, superaba el viernes al estadounidense Russell Henley y tomaba el liderato del Abierto de golf de Estados Unidos, en el arranque de la segunda ronda.

Henley (63) durmió el jueves en la cabeza gracias a una primera tarjeta de 67 golpes, cuatro bajo par, y arrancaba su segundo recorrido a las 13H03 locales (20H03 GMT) en Torrey Pines (San Diego, California).

El estadounidense no ha ganado un título de PGA desde el Abierto de Houston de 2017 y tampoco ha terminado entre los diez mejores en un Grand Slam.

El inglés Bland, que arrancó antes la ronda, adelantó a Henley después de seis birdies y dos bogeys con 13 hoyos disputados.

En el tercer lugar, con tres bajo par, se encontraban igualados el español Rafa Cabrera Bello (que arranca a las 14H20), el italiano Francesco Molinari (13H14), el japonés Rikuya Hoshino y el sudafricano Louis Oosthuizen, que había terminado la primera ronda como colíder junto a Henley.

El español Jon Rahm, número tres mundial, se mantenía en una buena posición, con dos bajo par, después de un birdie y un bogey en los primeros 10 hoyos del viernes.

Rahm, que anhela conquistar su primer título de un Grand Slam, apenas pudo preparar este torneo después de estar una semana en cuarentena por su positivo por covid-19 en el Memorial Tournament.

- Oosthuizen desciende -

El sudafricano Oosthuizen, quien dejó su primera ronda incompleta el jueves por falta de luz, concluyó la mañana del viernes su recorrido con 67 golpes, cuatro bajo par, el mismo resultado que Henley.

Oosthuizen, deimoctavo del escalafón, formó parte de un grupo de 36 jugadores a quienes el anochecer les impidió completar sus recorridos del jueves, después de que la jornada arrancara con una hora y media de retraso por la niebla.

El sudafricano comenzó a continuación la segunda ronda en la que cometió un bogey en sus primeros nueve hoyos que le hacían descender al tercer puesto con tres bajo par.

"Me alegro de no haber tenido que hacerlo anoche con los greens con más baches", dijo el ganador del Abierto Británico de 2010. "Probablemente fue un poco más rápido esta mañana de lo que hubiera sido anoche, cuando no podía ver nada".

Oosthuizen, que nunca ha ganado en territorio estadounidense, ha terminado en segunda posición en cinco 'Majors' desde su gran victoria hace 11 años en St. Andrews, la más reciente de ellas en el Campeonato de la PGA del mes pasado.

"Todavía tengo que ponerme en un buen lugar para el domingo, espero tener un buen día", dijo Oosthuizen antes de arrancar la segunda ronda. "En este campo hay muchas cosas que se pueden torcer rápidamente, así que hay que mantener la concentración y jugar bien y estar tranquilo"

- Johnson se hunde -

Este viernes, el ganador del Abierto de 2020, el estadounidense Bryson DeChambeau, se acercaba a la cabeza con un eagle, tres birdies y dos bogeys en sus 11 primeros hoyos, que le colocaban con uno bajo par.

En cambio su compatriota Dustin Johnson, número uno del golf mundial, no levanta cabeza en un año especialmente negativo.

El ganador del Masters de Augusta de 2020 sumaba cinco bogeys, con un birdie, en los primeros nueve hoyos del viernes para un total de cuatro sobre par.

El héroe local, Phil Mickelson, partía a las 13H36 también en cuatro sobre par, con escasas opciones de lograr su soñada victoria en el Abierto, el único Grand Slam que falta en su palmarés.

El californiano, que el miércoles cumplió 51 años, firmó un primer recorrido de 75 golpes sin rastro de la magia de su triunfo del pasado mes en el Campeonato de la PGA, donde se erigió como el ganador más veterano de un Grand Slam.