Congreso de Perú abre sesión sobre voto de confianza al gabinete de Castillo

Lima (AFP) –

Anuncios

El Congreso de Perú, dominado por la oposición derechista, inició este miércoles una crucial sesión, en un ambiente polarizado, para decidir si da o no un voto de confianza al gabinete ministerial del nuevo presidente izquierdista Pedro Castillo.

La sesión fue inaugurada por la jefa del Congreso unicameral, la opositora María del Carmen Alva, quien cedió de inmediato la palabra al jefe del gabinete de Castillo, Guido Bellido, quien comenzó a exponer los planes del gobierno que asumió hace un mes hacia las 10h00 locales (15h00 GMT).

"Hemos venido al hemiciclo no solo para solicitar un voto de confianza [...], sino para [pedir] que depongamos nuestras diferencias para solucionar una de las más graves crisis política, económica y sanitaria de las últimas décadas", dijo Bellido, un ingeniero y legislador izquierdista de 41 años cuya designación al frente del gabinete fue muy cuestionada por la oposición.

Bellido, oriundo de la región andina de Cusco -capital del antiguo imperio inca-, inició su exposición hablando en quechua y aimara, lenguas ancestrales que todavía hablan cotidianamente cinco de los 33 millones de peruanos en la zona andina.

Esto llevó a Alva a interrumpirlo y pedirle que hablara en español solamente para que pudieran entender su mensaje la totalidad de los 124 legisladores presentes.

Manifestación frente al Congreso peruano en apoyo al gobierno de Castillo y su gabinete, en Lima, el 26 de agosto de 2021
Manifestación frente al Congreso peruano en apoyo al gobierno de Castillo y su gabinete, en Lima, el 26 de agosto de 2021 ERNESTO BENAVIDES AFP

"Esto es una muestra de que aún nuestro país no ha entendido que hay pueblos profundos que tienen culturas, idiomas de diferentes sectores", expresó Bellido, quien reanudó su mensaje hablando únicamente en español.

El Congreso no tiene traductores de lenguas nativas, aunque la Constitución establece que Perú es un país plurilingüe.

Bellido, quien no lucía corbata sino una colorida bufanda andina, disponía de una hora para entregar su mensaje, antes de comenzar un largo debate entre los legisladores.

Mientras, afuera del Congreso, decenas de manifestantes a favor y en contra del gobierno eran mantenidos a raya por la policía para evitar choques entre ellos.

El pedido de confianza, que debe ser votado este jueves en la noche y requiere 66 votos, es crucial para que el nuevo gabinete de 19 miembros se mantenga en funciones. Si es negado, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro en sustitución de Bellido, y reorganizar el gabinete.

En este caso, se prolongaría la incertidumbre que existe en Perú desde hace cinco meses por la campaña electoral -ahondada por el reñido balotaje presidencial del 6 de junio-, y que ha persistido por el lento escrutinio de votos durante seis semanas y por las controversias sobre el gabinete, que ya le costaron el puesto al canciller Héctor Béjar.

Los rivales de Castillo esperaban que el mandatario hiciera más cambios en su gabinete -aparte de Béjar- antes de someterse al voto de confianza, algo que el presidente rechazó.