Estados Unidos anunció sanciones contra Belarús tras arresto de periodista

Discurso del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en una reunión en Minsk el 28 de mayo de 2021.
Discurso del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en una reunión en Minsk el 28 de mayo de 2021. © Dmitry Astakhov, AFP

El Gobierno de la Unión Americana dio a conocer que está trabajando, en conjunto con la Unión Europea, para emitir sanciones contra integrantes del Gobierno de Belarús en cabeza del presidente Alexander Lukashenko. Las medidas surgen en respuesta al desvío forzado de un vuelo de Grecia a Lituania para capturar a un periodista opositor.

Anuncios

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, solicitó "una investigación internacional creíble sobre los eventos del 23 de mayo", que calificó como "una afrenta directa a las normas internacionales" y aseguró que otras medidas estadounidenses sobre Belarús podrían apuntar a "aquellos que apoyan la corrupción, el abuso de los derechos humanos y los ataques a la democracia”.

Esto después de que Belarús enviara un avión militar a desviar un vuelo de la aerolínea irlandesa de bajo costo Ryanair y arrestara al periodista, opositor y activista Roman Protasevich, de 26 años, quien se encontraba a bordo de la aeronave. La comunidad internacional rechazó tanto el desvío del avión como la detención del comunicador.

El presidente de Belarús, Alexander Lukashenko, argumenta que el periodista había estado tramando una rebelión en su contra. Protasevich apareció recientemente en la televisión estatal confesando haber organizado manifestaciones antigubernamentales. Pero líderes de la oposición han desestimado dichas declaraciones, argumentando que es evidente que el comunicador ha sido torturado.

Se trata de un segundo grupo de medidas que serán impuestas por Estados Unidos contra el Gobierno bielorruso. Un primer paquete, impuesto en rechazo a la represión contra los manifestantes que calificaban de fraudulentas las elecciones presidenciales de 2020, las cuales le otorgaron un nuevo mandato a Alexander Lukashenko, entrará en vigor el próximo 3 de junio. Dicho paquete incluye sanciones económicas contra nueve empresas estatales.

La Casa Blanca también emitió una advertencia de "no viajar" para los ciudadanos bielorrusos y advirtió a los viajeros estadounidenses que "tengan extrema precaución" si consideran tomar aviones que vuelen sobre el espacio aéreo de ese país. La mayoría de los países europeos también le dijeron a sus aerolíneas que eviten el espacio aéreo de Belarús.

Por su parte, la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tikhanovskaya, se pronunció sobre el desvío del avión de Ryanair y el posterior arresto de Roman Protasevich. Desde su exilio en Lituania, la opositora aseguró que está "muy conmovida por el apoyo que veo en Lituania y en todo el mundo".  

Después de reunirse con el primer ministro holandés Mark Rutte, en La Haya, Tikhanovskaya dijo que las medidas que están discutiendo los países de la Unión Europea no van lo suficientemente lejos e instó a la Unión Europea a ser "más valiente" e imponer más sanciones contra el régimen de Minsk.

Las declaraciones se dieron en medio de una manifestación de exiliados bielorrusos en una plaza de Vilna, la capital de Lituania, donde los manifestantes sostenían fotografías del detenido periodista Protasevich y su compañera Sofia Sapega, ciudadana rusa quien también habría sido arrestada.

Rusia apoya a Lukashenko

En medio de la polémica internacional, el presidente ruso Vladimir Putin celebró los estrechos vínculos de su país con Belarús este viernes, cuando recibió al mandatario Alexander Lukashenko en el balneario de Sochi en el Mar Negro. Rusia confirmó que avanzaría con un segundo préstamo de 500 millones de dólares a Belarús el próximo mes.

Durante el encuentro entre ambos mandatarios, Lukashenko dijo que Occidente busca provocar disturbios en su país y que "está en marcha un intento de 'agitar las aguas' para alcanzar el nivel de agosto pasado", refiriéndose a las protestas contra su Gobierno.

El hombre fuerte de Belarús aseguró que quería mostrarle a Putin "algunos documentos" relacionados con el incidente de Ryanair y le agradeció su apoyo en este nuevo enfrentamiento con Occidente.

Durante los últimos años, Lukashenko ha tenido una relación volátil con Moscú, enfrentándose a Occidente y descartando la unificación total con Rusia. Sin embargo, después del incidente con el avión de Ryanair, sus opciones parecen ser limitadas.

Putin y Lukashenko se han reunido regularmente desde que estallaron las multitudinarias protestas contra su mandato de casi tres décadas. El mandatario de 66 años emprendió una represión despiadada contra sus opositores apoyándose cada vez más en el presidente ruso, en medio del rechazo de Occidente. Varios ciudadanos murieron durante las protestas, miles fueron detenidos y cientos denunciaron torturas en prisión.

Tensión con la Unión Europea

El desvío del avión del domingo representó una escalada dramática de las tensiones entre Belarús y los líderes de la Unión Europea quienes acusan a Minsk de secuestrar un vuelo europeo para arrestar a un periodista opositor.

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell dijo que las propuestas están "sobre la mesa" para sancionar a sectores clave de la economía bielorrusa, incluidos los productos derivados del petróleo, entre otros.

También la presidenta de la comisión europea, Ursula von der Leyen, advirtió el viernes a Lukashenko que "es hora de cambiar de rumbo” y aseguró que “Ninguna cantidad de represión, brutalidad o coerción traerá legitimidad a su régimen autoritario. Además le ofreció a la oposición bielorrusa un paquete por tres mil millones de euros para apoyar "una Belarús democrática" si Lukashenko renuncia.

Con AFP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24