Elecciones en Nepal

Nepal elige un nuevo parlamento dando otro paso en su transición hacia una República Federal

Una mujer en el distrito de Sindhupalchok deposita su voto en las primeras elecciones parlamentarias y provinciales en Nepal tras la Constitución de 2015
Una mujer en el distrito de Sindhupalchok deposita su voto en las primeras elecciones parlamentarias y provinciales en Nepal tras la Constitución de 2015 REUTERS Navesh Chitrakar

Los nepalese eligiron un nuevo parlamento para poner fin a 19 años de interinidad en el legislativo. El ejército alertó sobre pequeños disturbios que recordaron los años de la violencia maoísta y la inestabilidad política que tuvo el país.

Anuncios

Pese a una serie de pequeñas explosiones que el ejército atribuyó a un grupo rebelde maoísta, unos 15 millones de nepaleses habilitados para votar, no se dejaron intimidar y salieron a los centros de electorales para elegir a los 275 miembros del parlamento.  Esta será la primera legislatura que se rija de acuerdo a la nueva Constitución de 2015 después de un año de disputas políticas.

Estos comicios representan otro paso importante hacia la transición de una monarquía a una república federal, cuando solo hace 10 años puso fin a una sangrienta guerra entre las guerrillas campesinas maoístas y las fuerzas de seguridad.

Esta primera ronda de elecciones parlamentarias, las primeras desde 1999, serán seguidas por otra fase que tendrá lugar el 7 de diciembre. De esta forma, la Comisión Electoral garantizó un cubrimiento total del territorio, en su mayoría montañoso con poblaciones de difícil acceso. La Comisión también anunció que los resultados finales probablemente sean dados a conocer varios días después debido al engorroso proceso de escrutinio.

 El fantasma de la violencia de las guerrillas maoístas en Nepal

De acuerdo al gobierno nepalés, un grupo maoísta reincidente estuvo detrás de una serie de explosiones de menor porte días previos a los comicios, así lo indicó a la agencia Reuters el vocero del ejército, Nain Raj Dahal, quien agregó que “las fuerzas de seguridad han desactivado alrededor de 30 artefactos explosivos improvisados desde el viernes”, previo al fin de semana de las elecciones.

Pese a estos hechos, considerados por muchos como aislados, los comicios transcurrieron con normalidad, "a excepción de algunas quejas menores en algunos lugares. Los informes en todas las áreas reportan normalidad y desarrollo pacífico de las elecciones hasta ahora", dijo a la agencia Reuters Ila Sharma de la Comisión Electoral de Nepal.

Hacia una democracia madura e incluyente

En los años 2008 y 2013, Nepal votó por una Asamblea Constituyente que permitió duplicar el parlamento para escribir la nueva carta magna del país que permitiera renovar la antigua constitución monárquica y sentara las bases para convertirse en una república federal en la que sus 25 grupos étnicos se sientan identificados e incluidos.

Adicional al parlamento que tiene su sede en Katmandú, la capital, los votantes también elegirán a los integrantes de siete asambleas provinciales por primera vez desde que Nepal abolió la monarquía en 2008, tras la masacre real de junio de 2001, cuando el príncipe Dipendra asesinó en una cena en el palacio real a su padre, el Rey Birendra, a su madre, la Reina Aishwayra y a sus hermanos, así como a varios de sus tíos.

El partido centrista del Parlamento de Nepal de tendencia “pro India”, conformó una alianza electoral con los partidos Madhesi, de las provincias del sur del país que limitan con India y los ex realistas que piden el regreso de la monarquía.

Este bloque debe hacer frente a la alianza de coalición de los grupos de izquierda, entre los que se encuentran los rebeldes de las guerrillas maoístas y el partido UML de ala comunista que son mucho más cercanos a China, país que usan como ejemplo del tipo de Estado que quisieran instaurar en Nepal.

Un pequeño país en medio de los Himalayas entre China e India

Con 28 millones de habitantes, la mayoría en la pobreza y con muchos de sus familiares expatriados, una geografía accidentada por altas cadenas de montañas y estrechos valles, Nepal es un pequeño país que intenta mantener viva su cultura milenaria, amenazada por la influencia de gigantes como India y China.  Nepal busca estrechar lazos con estos países, pero sin perder su esencia, un aspecto difícil de lograr al ser lo que los internacionalistas llaman “un Estado tapón o bisagra” que lidia entre dos gigantes que se disputan una zona de influencia.

El turismo es la mayor fuente de ingresos por sus atractivos paisajes de montaña y por ser la puerta de entrada al Monte Everest, la montaña más alta del mundo, la cual congrega a miles de escaladores anualmente que deben llegar a territorio nepalés para realizar el ascenso hasta la cima más alta del mundo.

Con Reuters.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24