Europa

Canciller alemana Angela Merkel no logra conformar gobierno tras cinco semanas de negociaciones

La canciller alemana Angela Merkel e integrantes de su partido la Unión Demócrata Cristiana en declaraciones a los medios de comunicación tras no poder conformar la coalición de gobierno.
La canciller alemana Angela Merkel e integrantes de su partido la Unión Demócrata Cristiana en declaraciones a los medios de comunicación tras no poder conformar la coalición de gobierno. Hannibal Hanschke / Reuters

La líder de la economía más importante de Europa no consiguió sentar las bases necesarias para formar una coalición con el Partido Liberal y Los Verdes. La falta de acuerdo llena de incertidumbre tanto a los alemanes como al resto de Europa.

Anuncios

Las conversaciones con los liberales del partido FDP, por sus siglas en alemán y Los Verdes poco avanzan y los ciudadanos esperan con impaciencia la formación de un nuevo gobierno. Pero la espera dio paso a la preocupación tras el anuncio hecho por Christian Lindner, presidente del FDP, quien sorprendió a todos los sectores cuando anunció que su partido daba por terminadas las negociaciones por falta de acuerdo en “temas fundamentales”, a lo que añadió “es mejor no que gobernar mal”.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, lamentó el fracaso de las conversaciones en Berlín para conformar un gobierno. A su juicio, según declaró, habría sido posible conformarlo y avanzar en coalición, pero ante la negativa del FDP, se comprometió a seguir actuando con “responsabilidad” para no dejar en entredicho la estabilidad política de Alemania.

Como medida para superar el estancamiento en el diálogo, Merkel afirmó que “contactaré al presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, a quien informaré del estado de la situación y veremos cómo se desarrollan las cosas”, añadió la Canciller a los periodistas presentes, quienes reportaron en sus medios de comunicación sobre la incertidumbre que ha crecido tras dos meses sin gobierno, después de realizar comicios generales.

La tarea de la Canciller no resulta del todo fácil, cuando debe articular un gobierno conformado por su partido, la Unión Cristianodemócrata o CDU; su aliado en el Estado federado de Baviera, la Unión Cristianosocial o CSU y los ya mencionados; el partido liberal, FDP y Los Verdes. Este difícil rompecabezas es la única forma que le permite a Merkel tener mayoría absoluta en el Bundestag, el parlamento alemán, tras la negativa del Partido Socialdemócrata o SPD de volver a conformar una alianza.

La política en torno a los refugiados que llegan a Europa procedentes de la África Subsahariana, Siria, Irán, Irak y Afganistán; el cuidado del medio ambiente y los ánimos del partido FDP de una rebaja en la carga fiscal, son los puntos críticos en los que las formaciones políticas no encuentran un punto común que permita plantear compromisos y evite despertar el fantasma de una repetición de las elecciones, tal y como ya sucedió en España.

De acuerdo a este panorama, la canciller Merkel tendrá que pedir al Presidente Steinmeier que indique una hoja de ruta que plantee las opciones que tienen para destrabar la conformación de un gobierno en coalición que tenga objetivos comunes claros.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24