El supuesto pacto entre el Gobierno de Nayib Bukele y las pandillas para frenar la violencia

Integrantes de las pandillas salvadoreñas, detenidos por la policía.
Integrantes de las pandillas salvadoreñas, detenidos por la policía. © AFP

La tasa de criminalidad va cayendo en picada en El Salvador, en una rara señal de esperanza en un país que ha tenido la cifra de homicidios más alta del mundo (la más reciente en 2015, con 103 asesinatos por cada cien mil habitantes) pero en 2019, la cifra cayó a 19 homicidios por cada cien mil habitantes. Sin embargo, lo que habría detrás de esa caída es preocupante: se trataría de un supuesto acuerdo entre el presidente Bukele y las pandillas, que les explicamos, con nuestro equipo en terreno.