Brasil: Porto Alegre, de símbolo antiglobalización a bastión conservador

© France 24

En medio de la violencia, el racismo y la pobreza, la sureña ciudad de Porto Alegre se ha convertido en un símbolo de las divisiones de la sociedad brasileña. Esta ciudad que hace veinte años estuvo a la vanguardia de las luchas sociales en el mundo, sirviendo de laboratorio a la izquierda brasileña, lleva 14 años siendo gobernada por la derecha conservadora. ¿Cómo se produjo este cambio? ¿Qué pasó con los niños del Foro Social Mundial que tuvo sede en Porto Alegre de 2001 a 2005?

Anuncios

"Otro mundo es posible". Bajo ese lema nació en enero de 2001 el Foro Social Mundial, una reunión de asociaciones antiglobalización en respuesta al Foro Económico Mundial de Davos que se estaba celebrando al mismo tiempo en Suiza. El primer evento se desarrolló en Porto Alegre en Brasil, la capital del estado de Rio Grande do Sul, cuya ubicación no fue elegida por casualidad.

En ese momento, Porto Alegre había sido dirigido durante diez años por el Partido de los Trabajadores y tenía su propia red de transporte, banco, proveedores de electricidad y telefonía, todos ellos de propiedad estatal. La ciudad incluso contaba con su propio presupuesto participativo compartido, controlado directamente por sus habitantes. Porto Alegre era un emblema de la izquierda brasileña, al igual que el propio Luiz Inácio Lula da Silva, a quien dos años después, el primer foro le dio una bienvenida heroica como nuevo presidente brasileño.

Un bastión de la derecha ultraconservadora

Porto Alegre acogió un foro más en 2005, pero luego, en 2006, giró hacia la derecha. La ciudad, que alguna vez fue un símbolo de la izquierda alternativa, se convirtió en un bastión de la derecha ultraconservadora. Más y más capitales de estados en Brasil siguieron su ejemplo, hasta la elección de Jair Bolsonaro como presidente en 2018.

Entonces, 20 años después de la primera cumbre de Porto Alegre, ¿la ciudad ha perdido totalmente su espíritu antiglobalización? ¿Sigue viva el alma del Foro Social Mundial, o ahora la ciudad está fuertemente anclada a la derecha? Informe de nuestras corresponsales Fanny Lothaire, Augusta Lunardi, Laura Damase y Louise Raulais.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24