Economía

A Trump le dan la espalda las redes sociales, el mundo del golf y ahora las empresas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, juega al golf en el Trump International Golf Club en West Palm Beach, Florida, Estados Unidos, el 30 de diciembre de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, juega al golf en el Trump International Golf Club en West Palm Beach, Florida, Estados Unidos, el 30 de diciembre de 2020. REUTERS - MARCO BELLO

El asedio al Congreso estadounidense el pasado 6 de enero, protagonizado por los seguidores de Donald Trump, le ha costado al magnate el apoyo de buena parte de la comunidad empresarial y amenaza el futuro de sus negocios una vez abandone la Casa Blanca. ¿Qué más está en juego?

Anuncios

El asalto al Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero de 2020 no solo le pasó factura al Donald Trump presidente, sino al Donald Trump empresario.

El remezón que originó el asedio al Capitolio tiene al mandatario estadounidense al borde de un segundo juicio político, acusado de instigar los disturbios que dejaron cinco personas muertas. Pero en el terreno empresarial, las consecuencias las podrá ver el magnate neoyorquino una vez ceda el cargo.  

Al bloqueo que varias redes sociales hicieron de sus cuentas personales se sumó de inmediato la Asociación Profesional de Golf (PGA) de Estados Unidos, que no disputará su campeonato de 2022 en el Trump National Golf Club Bedminster en New Jersey porque hacerlo sería "perjudicial" para su marca.

Muchas otras firmas hicieron lo propio, incluso la Administración de la ciudad de Nueva York, que anunció la suspensión de todos los contratos con la Organización Trump.

“El presidente incitó a una rebelión contra el Gobierno de Estados Unidos que mató a cinco personas y amenazó con impedir el traspaso constitucional del poder”, señaló el alcalde neoyorquino Bill de Blasio, en una rueda de prensa.

“La ciudad de Nueva York no va a estar asociada de ninguna forma con esos hechos imperdonables y vamos a tomar medidas inmediatas para poner fin a todos los contratos con la Organización Trump”, añadió el político demócrata.

En un hecho sin precedentes, una cascada de empresas de todos los sectores ha condenado la actitud del mandatario estadounidense y ponen contra las cuerdas su eventual retorno al mundo de los negocios.

Los bancos también retiran su apoyo a Trump

Deutsche Bank, el banco más utilizado en las últimas décadas por Trump, decidió que no hará más negocios con él, no sin antes aclarar que lo hará una vez que el mandatario devuelva un préstamo de más de 300 millones de dólares que debe a la entidad y que debe abonar en los próximos años.

Signature Bank, otro banco en el que Trump tiene cuentas personales, y que le ayudó a financiar su campo de golf en Florida, también decidió romper relaciones con el presidente saliente.

“Creemos que lo apropiado sería la renuncia del presidente de Estados Unidos, lo que iría en el mejor interés de nuestra nación y de los estadounidenses”, señaló el banco en un comunicado.

Pero el perjudicado no solo es el presidente. En los últimos días, una larga lista de empresas ha dicho que suspenderá sus donaciones a los legisladores republicanos que votaron en contra de certificar la victoria de Joe Biden.

Entre ellas figuran AT&T, Mastercard, American Express, Marriott, Dow, Morgan Stanley y Blue Cross Blue Shield, que reaccionaron a lo que ven como un ataque al sistema democrático.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24