Economía

Un mes del Brexit: ¿qué ha cambiado de lado y lado del canal de la Mancha?

Un ferry sale del puerto de Dover mientras un portacontenedores de Maersk viaja a lo largo del Canal de la Mancha, el 15 de enero de 2021.
Un ferry sale del puerto de Dover mientras un portacontenedores de Maersk viaja a lo largo del Canal de la Mancha, el 15 de enero de 2021. REUTERS - JOHN SIBLEY

Este primero de febrero de 2020 se cumple un mes de la ruptura entre el Reino Unido y la Unión Europea y no se ha producido la debacle que auguraban los peores presagios, pero sí se han multiplicado los problemas en varios frentes.

Anuncios

Ha pasado apenas un mes desde que se hizo efectiva la separación entre Reino Unido y la Unión Europea que, después de muchos ires y venires, terminó siendo amistosa. Sin embargo, en la práctica no todo marcha como esperaban los recién divorciados.

Las empresas que antes comerciaban libremente se están acostumbrando a frustrantes controles fronterizos, además de retrasos y trámites burocráticos, que han terminado por afectar directamente sus bolsillos.

De acuerdo con el gremio de fabricantes Make U.K., el 60% de 189 empresas de manufactura encuestadas, dijo haber experimentado una "interrupción significativa" de su actividad desde el primero de enero.

Los exportadores de carne británicos dicen que algunos de sus envíos se han podrido en camiones a la espera de los dispendiosos controles sanitarios europeos. A su turno, los pescadores escoceses han protestado frente al Parlamento por no poder vender sus productos al continente debido al nuevo y complejo papeleo.

Un paso en falso que afectó a Irlanda del Norte, el núcleo de un divorcio difícil

La dimensión política del divorcio entre Londres y Bruselas ha mostrado sus primeras grietas por el flanco más frágil, Irlanda del Norte.

El viernes 29 de enero anunció que impondría controles a la exportación de vacunas contra el Covid-19, lo que fue visto de inmediato como una amenaza para evitar que se enviaran dosis a Reino Unido.

Pero el bloque comunitario se vio obligado a revertir el anuncio en cuestión de horas, ya que evitar los controles en la frontera entre Irlanda (país integrante de la Unión Europea) e Irlanda del Norte (región británica), fue el principal escollo en los cinco años de negociaciones del Brexit.

El Gobierno de Boris Johnson trata de acentuar lo positivo

El Gobierno británico dice que los problemas que han surgido tras el Brexit son “normales” y destaca que los atascos de tráfico no se han acumulado en los puertos del canal de la Mancha.

Los partidarios del Brexit dicen que cualquier inconveniente a corto plazo será compensado por la nueva libertad de Reino Unido para establecer su propia agenda económica y lograr acuerdos comerciales en todo el mundo.

Este lunes, el país solicitó unirse a la Asociación Transpacífica Integral y Progresista, un bloque comercial de 11 países, incluidos Japón, Singapur, Australia, Canadá y México.

Con AP, EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24