Disputa comercial: Reino Unido analiza imponer arancel a vino, chocolate y langostas de EE. UU.

Imagen de una langosta cocida en Gateway Lunts Lobster Pound el 8 de julio de 2019 en Bar Harbor, Maine, Estados Unidos.
Imagen de una langosta cocida en Gateway Lunts Lobster Pound el 8 de julio de 2019 en Bar Harbor, Maine, Estados Unidos. Getty Images via AFP - JOE RAEDLE

El Gobierno británico busca reequilibrar la lista de productos sujetos a aranceles en Estados Unidos, como parte del conflicto comercial en curso entre la Casa Blanca y la Unión Europea que data de 2018.

Anuncios

La administración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso en 2018 tarifas del 25 % y el 10 %, respectivamente, sobre las importaciones de acero y aluminio europeos, y de otros países, alegando preocupaciones de seguridad nacional.

El exmandatario alegó en su momento que el exceso de importaciones de estas materias primas estaba afectando a sus productores locales. En represalia, la Unión Europea hizo lo propio sobre bienes como motocicletas, whisky y tabaco.

Reino Unido, que desde el 31 de diciembre de 2020 de dejó de ser parte del bloque comunitario, heredó las tensiones comerciales y ahora se enfrenta a Washington a nombre propio.

Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, ambos Gobiernos han tratado de limar asperezas. Sin embargo, el vino, el chocolate y las langostas importados a Gran Bretaña desde Estados Unidos podrían enfrentar nuevos aranceles.

Londres publicó para comentarios una lista de productos con los que quiere “equilibrar” la balanza arancelaria, aunque no muestra las tarifas propuestas. Las empresas y otras partes interesadas tendrán seis semanas para opinar.

"El anuncio de hoy ayudará a garantizar que estas medidas se adapten a las necesidades de la economía del Reino Unido y se diseñen para defender industrias en todo el país, incluidos los fabricantes de acero y aluminio", dijo el Ministerio de Comercio en un comunicado.

Los datos de aduanas muestran que Reino Unido importó 133.512 toneladas de vino de Estados Unidos el año pasado, por un valor de 224 millones de libras (316,58 millones de dólares). Gran Bretaña importa actualmente más langostas de Estados Unidos de las que exporta. Las importaciones de chocolate, por su parte, costaron 31 millones de libras.

La ministra de Comercio británica, Liz Truss, ya ha tratado de utilizar la independencia de Gran Bretaña de la política arancelaria común de la UE como una herramienta, tanto diplomática como económica.

También ha declarado su intención de reducir la escalada de la disputa con Estados Unidos y encontrar una solución negociada que elimine los aranceles en ambos lados. Si lo logra en el corto plazo, lo más seguro es que la lista propuesta nunca se implemente.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24