En Camerún, los niños mineros están obligados a sacrificar su educación por la supervivencia

Según la Organización Internacional del Trabajo, al menos un millón de niños de entre 5 y 17 años trabajan en minas de oro de todo el mundo. En el este de Camerún, miles de niños pasan sus días en minas improvisadas, arriesgando su salud por pequeñas cantidades de oro que luego venden por una miseria en el mercado negro local. La mayoría de estos niños nunca han ido a la escuela, sacrificando su educación por la supervivencia de sus familias y perpetuando así un ciclo de pobreza. Reportaje de Tony Menga, Stéphane Noah y Simon Batoum.