Emmanuel Macron pretende reformar la policía francesa tras episodios de racismo y violencia

© France 24

Francia vive un contexto político delicado por las crecientes denuncias de violencia policial y racismo en las fuerzas del orden. Una tensión que ha ido aumentando tras varios episodios como la brutal paliza a un productor de música negro el pasado 21 de noviembre o las sucesivas manifestaciones contra una ley impulsada por el Gobierno que pretendía restringir las grabaciones a las fuerzas del orden. En este contexto, el presidente Emmanuel Macron ha reconocido que existen controles policiales discriminatorios en función del color de piel y pretende reformar la policía francesa.