Paloma Dupont de Dinechin: “la narcopolítica es lo más peligroso para los periodistas mexicanos”

© France 24

Sesenta periodistas de todo el mundo se han unido para rastrear a nivel global las ramificaciones de los grupos narcotraficantes. Coordinados por Forbidden Stories, siguen las investigaciones de Regina Martínez, asesinada en 2012 tras publicar reportajes sobre la narcopolítica en Veracruz. Desde el año 2000, han asesinado a 119 periodistas en México. 

Anuncios

México se ha convertido en uno de los países más peligrosos para los periodistas, blanco de los ataques de grupos de narcotraficantes y también de políticos locales completamente cooptados por los carteles de la droga. El 99% de los asesinatos quedan impunes. La lista de víctimas es larga: Regina Martínez, Rubén Espinosa Becerril, Jesús Adrián Rodríguez Samaniego, Javier Arturo Valdez Cárdenas, Miroslava Breach y podríamos seguir así hasta 119.

Las investigaciones de estos periodistas mexicanos les han sobrevivido a sus asesinatos gracias a una red de periodistas internacionales coordinados por Forbidden Stories y una macro investigación llamada 'Proyecto Cartel'. "Hace pocos años a un periodista que compartía una información con otro lo podían echar y nosotros hacemos totalmente lo contrario. La idea es que uno que tiene una fuente en la inteligencia estadounidense y otro en la inteligencia mexicana comparten la información y se hace un esfuerzo global para ir lo más lejos posible en las pistas que estaba investigando Regina Martínez", afirma la periodista franco chilena Paloma Dupont de Dinechin, integrante de esta red.

"El tema más peligroso para los periodistas mexicanos es el de la narcopolítica, los vínculos entre los grupos criminales narcotraficantes y los políticos", destaca la periodista. Fue justamente lo que estaba investigando Regina Martínez en el estado de Veracruz, antes de ser asesinada en 2012.

Militares y policías prestan guardia en los alrededores de la casa de la periodista mexicana Regina Martínez, luego de que ella apareciera asesinada en el baño de su vivienda. Fotografía tomada el 28 de abril de 2012, en Xalapa, México.
Militares y policías prestan guardia en los alrededores de la casa de la periodista mexicana Regina Martínez, luego de que ella apareciera asesinada en el baño de su vivienda. Fotografía tomada el 28 de abril de 2012, en Xalapa, México. © EFE / Str

La versión oficial que dieron las autoridades es que fue asesinada por un robo; pero Martínez trabajaba sobre la implicación de los gobernadores Fidel Herrera y Javier Duarte, en las desapariciones de personas. Forbidden Stories ha concluido que los políticos locales de Veracruz estaban al corriente de que los desaparecidos estaban en fosas comunes. "Una fuente de dentro del Gobierno del Estado de Veracruz nos dijo claramente: 'a ningún gobierno le gusta que le destapen la cloaca'", explica Dupont de Dinechin.  

La conexión Veracruz, Regina, Barcelona

El caso del asesinato de Martínez es emblemático para entender que el problema de la narcopolítica no es sólo un problema mexicano, sino que es un problema global, con ramificaciones fuera de las fronteras mexicanas.

"Cuando muere un periodista mexicano, es una historia que tiene que ver con nosotros. Por ejemplo, Javier Valdez estaba investigando el cártel de Sinaloa que vende droga a 57 países en el mundo. Y en el caso de Regina Martínez, lo que descubrimos es que el exgobernador de Veracruz (Fidel Herrera) del que Regina sospechaba que estaba implicado en la desaparición de personas, fue nombrado cónsul en Barcelona y gracias a un periodista del consorcio basado allí nos dimos cuenta de que había sido objeto de investigaciones por su vínculo con el narco local y el grupo Jodorovich (mafia de Barcelona muy importante el mercado de la droga)", explica la investigadora.

En la mayoría de los casos, las investigaciones judiciales no van al fondo de la cuestión. Se detienen a los autores materiales de los asesinatos, pero no a los autores intelectuales. Se apartan de la investigación incluso los temas periodísticos por los que esos periodistas fueron asesinados y se privilegian las pistas de derecho común como el robo.

"Desde 'Proyecto Cártel' descubrimos que en el caso del asesinato de Regina se crearon más de 180 bots, cuentas falsas en Twitter, que republicaban masivamente la versión oficial del gobierno de Veracruz que era que su asesinato era consecuencia de un robo, este es el problema de la justicia a la veracruzana", analiza Paloma Dupont de Dinechin que insiste en su labor desde Forbidden Stories. "La idea es seguir con las investigaciones de estos periodistas asesinados y el mensaje es que podrán matar a los periodistas, pero no su mensaje", concluye.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24