Migrantes

El impacto de la migración, una cuestión que divide a los estadounidenses

© France 24

La migración hacia Estados Unidos ocupa un lugar crucial en la carrera por la Presidencia del país y continuará dentro de la agenda política del nuevo gobierno sin importar si los estadounidenses votan por la continuidad o el cambio. La atención de las campañas se ha centrado en estados considerados “indecisos” y Arizona es uno de ellos. Allí, la migración se vive de cerca y el muro es vecino de sus habitantes. 

Anuncios

Los barrotes del muro fronterizo que divide a México y Estados Unidos son testigos de un reencuentro: el de Juan, su esposa y su pequeño hijo, separados desde hace dos años. Martha viajó varios kilómetros desde Sinaloa, hasta Nogales, en la frontera con Arizona. 

Martha es mexicana y fue deportada. Juan, estadounidense, se quedó en su país mientras ambos esperan respuesta a la solicitud de refugio que presentaron ante las autoridades migratorias. La familia se ha perdido de importantes momentos juntos. “Me perdí la primera vez que caminó, me perdí su primer diente, me perdí todo eso. No tuve la oportunidad de verlo, de experimentarlo. Este es mi primer bebé y nosotros queríamos experimentar ese buen momento, ese buen sentimiento”, cuenta Juan, quien dice que votará en estas elecciones con la esperanza de que las cosas cambien.

Como Juan, miles tienen los ojos puestos en las presidenciales de Estados Unidos. 

Los habitantes de Nogales, en Arizona, ven el muro fronterizo desde sus ventanas. Es un vecino que los acompaña desde hace varios años. A pesar de que el presidente Donald Trump prometió cambios respecto al tema migratorio, las cosas no han cambiado mucho. “Lo único que se puede ver es el alambre de púas en la parte superior de la valla. Pero eso no ha hecho gran diferencia. Todavía hay gente saltando, gente pasando por los túneles, aún hay movimientos cada noche", cuenta Erik López, uno de los residentes de la zona. 

Erik no votará en estas elecciones, pero Osman sí lo hará y elegirá la continuidad. Cree que la construcción de más kilómetros del muro fronterizo lo favorecerá. "Creo que va a haber más seguridad, más trabajos si hacen el muro en la frontera, vamos a conseguir más trabajos, eso es lo que creo", señala.

Y mientras los indecisos definen por quién votar, lo cierto es que el tema político divide, incluso a familias que velan por los inmigrantes.

Ese es el caso de John y Laura Hunter, juntos trabajan desde hace más de una década dejando agua en el desierto para los inmigrantes que pasan por allí, evitando miles de muertes por deshidratación. Pero, aunque ese tema los une, los separan sus creencias políticas: "Soy demócrata y mi esposo es republicano. Creo que esto ha creado un poco de fricción entre nosotros porque no me gusta Trump, no me gusta la forma en la que está demonizando a la gente, especialmente a la gente pobre, que viene de diferentes partes del mundo", cuenta Laura.

John admite que no votó por Trump en 2016 por respeto a su esposa y tiene claro que pese a seguir la línea republicana, no dejará de ayudar a los inmigrantes que buscan una mejor vida en Estados Unidos.

 

+ Y el dato de migración de la semana: el Gobierno de Estados Unidos informó que recibirá a 15.000 refugiados durante el año fiscal 2021. Se trata de la cuota más baja de la historia, que además incluye un máximo de 1.000 personas procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras. 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24