Saltar al contenido principal
Reporteros

Chile: una revolución tuerta, la campaña hacia el referendo por una nueva Constitución

© France 24

Chile se alista para un proceso inédito. Sus ciudadanos votarán en un plebiscito que definirá si en el país se redacta una nueva Constitución que reemplace la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Las manifestaciones dejaron un saldo de 31 muertos, unos 12.000 detenidos y 468 personas con daño ocular. Este último grupo se ha convertido en símbolo para la campaña que busca acabar de manera definitiva con la herencia autoritaria y neoliberal de la dictadura.  

Anuncios

Según las encuestas realizadas en vísperas del referendo, un 60% de los chilenos se declaran a favor de un cambio de Constitución. Para muchos, en Chile sigue existiendo un régimen autoritario que permite la impunidad de las fuerzas del orden que han reprimido con violencia los disturbios.  

468 personas resultaron afectadas tras haber recibido disparos en los ojos. Sin embargo, sólo tres efectivos de la fuerza pública han sido sancionados.  

“Lo que estamos viviendo es la repetición de lo que pasó en nuestro país. El ‘nunca más’ jamás funcionó. Otra vez hay graves violaciones de los derechos humanos”, dijo Nicole Kramm, fotógrafa y víctima de la violencia policial.  

Estas personas se han convertido en símbolo de las protestas y de la exigencia de una nueva Constitución. Entre quienes respaldan un cambio, muchas son mujeres que desean poner fin al conservadurismo de la sociedad chilena.  

“Para nosotras es un momento extremadamente importante para seguir con la lucha y hacer escuchar nuestras voces, porque el referendo se acerca. Será necesario votar por un cambio de Constitución, con el fin de incluir a los pueblos indígenas y las mujeres”, dijo una integrante de un colectivo feminista.  

Diputados conservadores rechazan los cambios a la Constitución

La presión social ha fracturado la posición de los partidos políticos conservadores. Algunos se han unido a la causa que pide un cambio, mientras que para otros solamente es necesario la aplicación de reformas.  

"Creo que hoy en día la pregunta en Chile no es saber si hubo violaciones de derechos humanos, la pregunta es si Chile debe reescribir completamente su Constitución para responder a las demandas sociales (…) Rechazo ese cambio, lo que se necesita son reformas graduales, responsables y moderadas. Yo espero que la moderación triunfe, que no vayamos a tener la revolución constitucional que quieren los extremistas”, dijo el diputado Diego Schalper, del partido Renovación Nacional.  

En Chile, una parte de la ciudadanía pide un acceso más equitativo a la salud, a las pensiones y a la educación, sectores privatizados en la nación desde hace 40 años y que generan un impacto económico en las familias de clase media.  

Una situación que dio origen al estallido social en octubre del año 2019 que llevó al gobierno a proponer el plebiscito. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.