La isla de Guadalupe, indefensa ante el Covid-19

En la isla de Guadalupe, los médicos deben trabajar con escasos recursos para hacer frente a la pandemia.
En la isla de Guadalupe, los médicos deben trabajar con escasos recursos para hacer frente a la pandemia. © France 24

En Guadalupe, luchar contra la pandemia de Covid-19 es más difícil que en otras zonas de Francia. Este departamento de ultramar se enfrenta a una escasez de personal hospitalario, pero también a la imposibilidad de aplicar sistemáticamente ciertas medidas de barrera, ya que el agua se corta regularmente en algunas regiones. Nuestros reporteros viajaron a la isla para conocer las historias de cuidadores y residentes.

Anuncios

La isla de Guadalupe tiene más de 1.600 kilómetros de extensión y está poblada por unos 400.000 habitantes. En el momento más duro de la crisis, la reserva sanitaria enviada desde París permitió mantener operativas 44 camas de reanimación para todo el territorio, del que también dependen los archipiélagos de Marie-Galante, Les Saintes y Saint-Martin. 

En la isla, pese a la petición de las autoridades sanitarias, no se estableció un segundo confinamiento. 

Además, uno de los mayores problemas que afronta Guadalupe tiene que ver con la aplicación de los gestos barrera para prevenir la enfermedad, una situación que se incrementa por la falta de agua. En este lugar no faltan las precipitaciones, pero la distribución del esencial servicio hace que al menos un 60% del agua se pierda en los suelos. 

En medio de esta situación, el turismo (la principal fuente de ingresos de la isla) se ha visto afectado y por ende muchos empleos se han perdido. En el año 2019, este aportó 728 millones de euros y las autoridades estiman que en 2020 la caída en torno al sector ronde el 70%.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24