El plan de Suecia para controlar la pandemia: ¿una excepción de éxito o descontrol?

Archivo: La gente disfruta de las temperaturas de verano en la playa de Malarhojdsbadet, en el lago Malaren en Estocolmo, Suecia, el 23 de junio de 2020.
Archivo: La gente disfruta de las temperaturas de verano en la playa de Malarhojdsbadet, en el lago Malaren en Estocolmo, Suecia, el 23 de junio de 2020. © AFP/Stina Stjernkvist

Sin tapabocas obligatorio, sin confinamiento y sin cierre de restaurantes o escuelas. En Suecia, el Gobierno optó hasta noviembre por la autodisciplina para afrontar la pandemia. Las autoridades prefirieron centrarse en la responsabilidad individual, el distanciamiento social y la generalización del teletrabajo. Una estrategia aprobada por la mayoría, pero que hoy resulta insuficiente, ya que, aunque las cifras suecas son mejores que las del promedio europeo, el país ha reportado diez veces más muertes que Noruega y Finlandia, con medidas más estrictas.

Anuncios

Cuando la primera ola de Covid-19 golpeó el mundo, Suecia decidió no adoptar medidas estrictas, prefiriendo dejar a sus ciudadanos la responsabilidad individual y colectiva de detener la pandemia.

Pero el pasado mes de noviembre, con el inicio del invierno y el surgimiento de una segunda ola de contagios particularmente fuerte, la amenaza se intensificó y el Gobierno sueco tuvo que cambiar su estrategia para combatir el virus, limitando las reuniones públicas, pasando a la educación a distancia en las escuelas secundarias y recomendando el uso de la mascarilla, aunque permitiendo que el comercio permaneciera abierto.

Desde mediados de diciembre, el número de casos diarios ha ido disminuyendo. Sin embargo, esa disminución se ha estancado recientemente y los funcionarios de salud temen ahora una tercera ola.

A 16 de febrero, el país, que tiene una población de 10,3 millones de ciudadanos, contaba con más de 610.000 casos de Covid-19 y más de 12.000 muertes por el virus, según cifras oficiales.

Nuestros reporteros estuvieron en Suecia, pero también en Finlandia y Dinamarca, para conocer en particular a los suecos que han abandonado su país por temor a contraer la enfermedad.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24