Al sur de Hebrón, en las colinas de Cisjordania, dos mundos conviven incómodos uno al lado del otro

© France 24

En Cisjordania, un territorio palestino ocupado por Israel desde 1967 y donde las colonias se multiplican, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó recientemente la construcción de 800 nuevas viviendas. En esta región, que Israel llama por su nombre bíblico Judea y Samaria, 2.8 millones de palestinos viven junto a 450.000 israelíes. Estos asentamientos se consideran ilegales según el derecho internacional, pero siguen expandiéndose, mientras que a los palestinos de la zona ni siquiera se les permite tener electricidad. Reportaje desde las colinas del sur de Hebrón.