Revuelo en las redes sociales francesas por denuncia sobre cenas clandestinas

© France 24

Un reportaje de la televisión francesa dedicado a denunciar lujosas cenas clandestinas en París, provocó un escándalo. Y no solo por llevar a cabo este tipo de eventos en el marco de un tercer confinamiento por el Covid-19, sino también por acusaciones de que altos funcionarios habrían participado de estas reuniones. En redes sociales los franceses piden saber los nombres de los implicados, pero el Gobierno negó cualquier participación de sus ministros en dichas reuniones.

Anuncios

Clandestinidad… ¿à la carte? En Francia los bares y restaurantes permanecen cerrados desde finales de octubre de 2020 con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19, pero un reportaje del canal de televisión 'M6' denunció una serie de exclusivas y lujosas cenas que se estarían celebrando en París de manera clandestina.

Este medio de comunicación explicó que tres de sus periodistas entraron con cámara oculta a estas fiestas en la capital francesa, que además de ser ilegales no exigen el uso de mascarillas ni otras medidas de seguridad como el distanciamiento social. La noticia provocó gran revuelo en un país que sufre duras restricciones.

Francia actualmente atraviesa un tercer confinamiento debido al repunte en los contagios de coronavirus y un aumento en el número de hospitalizaciones. Pero lo que más ha indignado a los franceses es el testimonio de una fuente que dijo que varios ministros han estado presentes en dichas reuniones. 

Usuarios piden saber el nombre de los posibles infractores

Parte del reportaje, que fue compartido en la cuenta de Twitter del canal M6, se hizo viral en cuestión de minutos y ya ha sido visto por casi cuatro millones de personas.

A través del numeral #OnVeutDesNoms que traduce "queremos los nombres", usuarios en redes sociales reclaman la lista de los funcionarios del Gobierno que presuntamente han hecho parte de las fiestas clandestinas, al tiempo que especulan sobre los posibles asistentes.

Los medios de comunicación y los internautas rápidamente pudieron identificar que la fuente que advertía sobre la participación de ministros era Pierre-Jean Chalençon, un empresario que dirige un restaurante en el centro de París y a quien los medios reconocen como un coleccionista de piezas de Napoleón y una figura cercana a personajes de extrema derecha de la política francesa.

Hablando con la cadena 'BFM TV' el hombre aceptó que sí fue él, pero pareció retractarse de sus comentarios sobre los ministros y dijo que se trató de una broma. "Si la gente no tiene un poco de humor es porque no entendieron nada. Fue un gran día de los inocentes que funcionó, pero no pensé que resultaría de esa manera", añadió.

Desde el Gobierno francés niegan participación en cenas clandestinas

A pesar de las declaraciones de Chalençon, el furor en redes no se detuvo y quienes menos se lo tomaron con humor fueron las autoridades y altos funcionarios del Gobierno francés.

Tras la publicación del reportaje, la Fiscalía de París anunció la apertura de una investigación criminal por poner en peligro la vida de terceros y para determinar quiénes eran los posibles organizadores y asistentes. El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, dijo que no creía que hubiera presencia de ministros en esas cenas. El ministro de economía, Bruno Le Maire, dijo que todos respetan las reglas.

El ministro del interior, Gérald Darmanin, pidió a la policía verificar los hechos y enjuiciar a los responsables. En una entrevista a la emisora 'Europe 1', el funcionario aseguró que no estaba enterado de la participación de ningún miembro del Gobierno en las polémicas cenas y criticó a Chalençon por hacer "publicidad falsa" que según dijo, "puede salirle muy caro".

"Por un lado, no están los burgueses a los que se les permitiría seguir festejando y por el otro las personas que vendrían a ser controladas. La regla se aplica a todos (…) este rumor socava los cimientos de la democracia y socava profundamente la confianza que tenemos en nuestras instituciones", agregó Darmanin.

'M6' dijo tener "otras fuentes" que confirman la presencia de ministros

Tras el revuelo, la sociedad de periodistas de noticias de 'M6' defendió su reportaje y a través de un comunicado refutó las acusaciones de calumnia en contra de su redacción y añadió que, por fuera de micrófonos, otras fuentes han confirmado "la presencia de al menos un miembro del Gobierno en una de estas cenas". "Continuamos nuestras investigaciones sobre este tema", aseguraron.

Sin embargo aún no existen pruebas de la presencia de miembros del Gobierno francés en las cenas clandestinas y Pierre-Jean Chalençon, que inició los rumores, fue detenido brevemente por la policía para ser interrogado, pero restó importancia al incidente y dijo que "no fue más que un simple interrogatorio".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24