Los medios brasileños se unen en defensa de las vacunas contra el Covid-19

Fotografía general de pacientes en tratamiento por Covid-19, en el Hospital Municipal de Campaña Pedro Dell Antonia, el 15 de abril de 2021 en la ciudad de Santo André, en el estado de Sao Paulo (Brasil).
Fotografía general de pacientes en tratamiento por Covid-19, en el Hospital Municipal de Campaña Pedro Dell Antonia, el 15 de abril de 2021 en la ciudad de Santo André, en el estado de Sao Paulo (Brasil). © Sebastiao Moreira / EFE

Conforme avanza la vacunación contra el Covid-19 en el mundo, también se mueven las noticias falsas. En Brasil, incluso el mismo presidente ha promovido información engañosa sobre la pandemia, aunque en las últimas semanas ha parecido distanciarse de algunas de sus propias afirmaciones ante el caótico panorama. En este contexto algunos de los más grandes medios de comunicación del país se unieron para combatir la desinformación y defender la vacunación como la única salida frente al Covid-19.

Anuncios

La frase "Vacina Sim", o en español "Sí a la vacuna" se lee y se escucha en redes sociales, la prensa y la televisión brasileña.  Se trata de una campaña con la que algunos de los principales medios de comunicación del país buscan hacerle frente a la desinformación que se propaga sobre los antídotos contra el Covid-19 

A través de los periódicos 'Folha de São Paulo', 'Estado de São Paulo' y 'O Globo', además de otros medios como las cadenas de televisión 'Globo News' y 'TV Globo', el proyecto pretende incentivar a la población a vacunarse contra el coronavirus. Pero también instan a quienes ya se vacunaron a seguir cuidándose mientras la inoculación avanza.

A mitad de abril, cerca de 24 millones de personas habían recibido la primera dosis de la vacuna y para entonces el Ministerio de Salud advirtió que, de esa cifra, 1,5 millones de personas no regresaron por la segunda dosis.

Desinformación y desconfianza, ¿los enemigos de la vacunación en Brasil?

La campaña "Vacina Sim" inició en enero, pero la colaboración entre medios empezó en junio del año pasado cuando el Ministerio de Salud eliminó de su sitio web los datos acumulados sobre los afectados. Sin embargo, dos días después la Justicia brasileña ordenó revocar dicha medida. Desde entonces este consorcio monitorea y difunde cifras detalladas sobre el impacto del virus y ahora también contabiliza la población que ha empezado a recibir la vacuna

Para Roberto De Oliveira, editor de nuevos proyectos y alianzas para el periódico 'Folha de São Paulo', lo más difícil de esta iniciativa ha sido "conseguir concientizar, informar a aquellas personas que, por ignorancia, por falta de información, o por haber sido manipuladas, engañadas tras haber recibido una noticia falsa, imaginan que la vacuna no es nuestra única alternativa".

Cada día nacen más campañas y portales dedicados a frenar la desinformación sobre el virus y las vacunas, pero no es raro que todavía haya escepticismo entre un gran número de brasileños pues su propio presidente llegó a emitir mensajes engañosos, generando confusión y restando importancia a la gravedad de la pandemia.

Una mirada hacia atrás: la controversial retórica de Bolsonaro sobre el virus

Jair Bolsonaro llegó a comparar el virus con una pequeña gripe, promovió la Hidroxicloroquina como tratamiento, pese a que su eficacia no está comprobada, y mientras el resto del mundo imponía estrictos confinamientos para frenar el avance del Covid-19, Bolsonaro promovía aglomeraciones y sin mascarilla repartía abrazos a sus seguidores. En julio del año pasado dio positivo por coronavirus, pero eso no lo detuvo.

Brasil es el segundo país con más muertes por Covid-19 y atraviesa actualmente su peor momento de la pandemia. Esto se debe en parte al surgimiento de variantes más contagiosas en su territorio. La situación parece haber llevado a Bolsonaro a retractarse de algunas de sus propias afirmaciones.

El mandatario ha dejado claro que no se vacunará. En octubre se apresuró a decir que no compraría la vacuna de la empresa china Sinovac, que estaba siendo probada en Brasil. En enero las autoridades reguladoras aprobaron su uso y una semana después el mismo Bolsonaro agradeció al Gobierno chino por enviarle insumos para producir el medicamento en Brasil.

Bolsonaro además rechaza las medidas de confinamiento argumentando que afectarán la economía. En repetidas ocasiones dijo que "todos vamos a morir algún día" y que "no vale la pena huir" del virus. Pero a finales de marzo, cuando el país veía nuevos récords en el número de contagios y decesos, anunció la creación de un comité de crisis para luchar contra el Covid-19.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24