Instagram para niños, un proyecto que genera rechazo

Instagram planea crear una versión para niños de su aplicación.
Instagram planea crear una versión para niños de su aplicación. © France 24

Instagram enfrenta una creciente presión para que desista de sus planes de crear una versión para niños de su famosa aplicación de fotografías y videos. Expertos en el tema se han opuesto al proyecto, argumentando que afectaría la salud mental y emocional de los menores, y además comprometería su seguridad y privacidad.

Anuncios

La compañía Facebook vuelve a estar en el ojo del huracán. Ahora, por su proyecto de creación de una versión de su plataforma Instagram para niños menores de 13 años, una noticia revelada a principios de marzo por la empresa estadounidense de medios BuzzFeed.

Las políticas de Instagram prohíben que niños menores de 13 años creen una cuenta en la plataforma, y establece que las cuentas que representen perfiles de estas edades deben especificar que están siendo manejadas por un adulto. Sin embargo, según reportó BuzzFeed News, el director de Instagram, Adam Mosseri, dijo que cada vez más niños quieren usar este tipo de aplicaciones, y reconoció que verificar la edad de los usuarios era un desafío. Agregó que parte de la solución era crear una versión para niños donde los padres tengan transparencia o control.

Los expertos se oponen al proyecto 

Pero la idea de crear un Instagram para niños, aunque vaya a ser supervisado por sus padres, no convenció a una serie de funcionarios públicos y activistas que han instado a Facebook a desistir de este proyecto. Argumentan que sería perjudicial para la salud física y mental, la privacidad y la seguridad de los menores.

Citaron diversos estudios que demuestran el impacto negativo que tiene el uso de redes sociales en el bienestar de los jóvenes. Según una encuesta publicada en 2018 por el Centro de Investigaciones Pew, el 59 % de los adolescentes en Estados Unidos ha sufrido algún tipo de ciberacoso.

A través de una coalición internacional de más de 100 expertos, activistas y organizaciones, la Campaña por una Infancia sin Comerciales (CCFC, por sus siglas en inglés), envió una carta al presidente Facebook, Mark Zuckerberg, argumentando que "el enfoque incesante de la plataforma en la apariencia, la autopresentación y la marca presenta desafíos para la privacidad y el bienestar de los adolescentes. Los niños más pequeños están aún menos preparados para enfrentar estos desafíos".

Lo mismo hicieron de forma conjunta 40 fiscales generales de Estados Unidos, cuestionando que "Facebook no está respondiendo a una necesidad, sino que está creando una, ya que esta plataforma atrae principalmente a los niños que de otra manera no tienen o no tendrían una cuenta de Instagram". 

Más recientemente, se sumó al llamado un grupo de legisladores demócratas, quienes dijeron que "cuando se trata de anteponer a las personas a las ganancias, Facebook ha perdido el beneficio de la duda". Todos coincidieron en señalar al gigante de las redes sociales de haber fallado en el pasado en su intento por proteger a los menores que usan sus aplicaciones.

Aplicaciones para niños: un problema que ya ha surgido 

Y es que el rechazo hacia el proyecto de Facebook está fundamentado en una serie de incidentes que se han presentado en aplicaciones que fueron adaptadas para niños. 

En 2017, Facebook lanzó la versión de Messenger para menores, a través de la que estos solo podrían chatear con usuarios aprobados por sus padres. Pero en 2019 se descubrió una falla que permitía a los niños entrar a chats grupales con extraños que no habían sido autorizados. La compañía luego dijo haber solucionado el error.

Otro proyecto que estuvo bajo la mira fue YouTube Kids. Después de su lanzamiento en 2015, surgieron críticas sobre la imposibilidad de desactivar su sistema de reproducción automática y se presentaron casos en los que los niños se vieron expuestos a contenidos no aptos para su edad, videos que pudieron llegar a la pantalla evadiendo los filtros de la aplicación.

¿Qué opinan los padres sobre un Instagram para niños?

France 24 consultó a Linda Patiño, quien además de ser analista digital también es madre. Ella cree que está bien que existan espacios online pensados para niños, pero agrega que "el gran problema de las redes sociales es que son un espacio abierto de interacción en el que no necesariamente todos los padres nos sentimos cómodos para que estén desde muy temprana edad".

Patiño reconoce que no hay ningún sistema que sea cien por ciento fiable y por ello dice que hay una labor por hacer. "Por un lado el trabajo de las aplicaciones buscando entornos cada vez más seguros, pero también está el esfuerzo de nosotros como padres o como docentes de acompañar a esos niños", señala.

Para ella, "no se trata de darles YouTube como niñera" sino de generar un acompañamiento.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24