Las otras dolencias que dejan los confinamientos y el teletrabajo

Las malas posturas durante el teletrabajo o los espacios de trabajo poco adecuados son las causas de los dolores de espalda.
Las malas posturas durante el teletrabajo o los espacios de trabajo poco adecuados son las causas de los dolores de espalda. © Stanley Leary / AP
7 min

Dolores de espalda, migrañas y hasta ojos secos. La pandemia obligó a millones a encerrarse y trabajar en casa, pero un año después del violento giro en las prácticas cotidianas los efectos salen a flote: dolores de espalda, migrañas y hasta ojos secos. La falta de actividad física y las malas posturas, entre las causas. 

Anuncios

De las personas en teletrabajo y que consultan por molestias, 3 de cada 10 lo hacen por dolor lumbar y 1 de cada 10 por dolor a nivel cervical, el cual está generando cefalea tensional, migrañas e incluso adormecimiento en las manos por espasmos musculares.

Estas son las cifras que cita José Gabriel León Higuera, médico deportólogo y docente, jefe del servicio de medicina del deporte en la Sociedad de Cirugía de Bogotá Hospital San José, para mostrar cómo durante la pandemia han aumentado los problemas musculares, sobre todo en la parte alta y baja de la espalda.

Muchos de estos dolores llegan por la falta de actividad física o están relacionados con la mala ergonomía laboral, es decir, malas posturas al trabajar, una silla que no es la adecuada o distancia equivocada con el computador.

En Reino Unido, un grupo de reumatólogos lanzó un estudio para  evaluar cómo el aislamiento afectaba a personas con enfermedades musculoesqueléticas y encontró que los dolores musculares y articulares a causa de estas enfermedades empeoraron con las medidas de aislamiento por la falta de actividad física y las malas posturas al trabajar. El 53 % de los participantes respondió que sus dolores habían aumentado.

Este incremento de la patología de dolores lumbares media y alta también lo reporta Giuseppe Alajmo, ortopedista de la Clínica del Country de Colombia, quien afirma que esto se debe “a que generalmente la gente no tiene en casa la ergonomía requerida con la que cuentan en la oficina. La mayoría de los dolores musculares provienen de malas posturas que generan sobrecarga muscular y articular”. El experto agrega que muchos de estos pacientes se están demorando en consultar a los médicos porque tienen miedo de contagiarse de Covid-19 si visitan una institución de salud.

La importancia de las pausas activas durante el trabajo

Algunas de las personas que han sufrido de estas enfermedades durante la pandemia sostienen que sus empresas les han dado instrucciones sobre cómo acomodar su silla, el computador, la mesa, y también les han dado la opción de seguir por video ejercicios para relajarse y hacer estiramientos, pero no muchos siguen las instrucciones y tampoco han reportado el caso a sus jefes para encontrar solución.

Ese es el caso de Alexandra Torres, una comercial de una entidad financiera que trabaja con alternancia. Debe ir a la oficina los días impares, allí tiene su puesto de trabajo con todas las condiciones ergonómicas necesarias, pero los días que está en la casa trabaja en la mesa del comedor.

Estos días en la casa, Alexandra siente dolores articulares en las manos y en el codo y también tensión en los hombros porque, dice, no está a la altura indicada para ver la pantalla. En su empresa les han dado cuatro charlas sobre las posturas indicadas para trabajar y la información necesaria para cuidarse, como las pausas activas con las que se hacen estiramientos y movimientos para descansar.  

Las lesiones musculares al realizar actividad física en casa sin una buena planificación derivan en diversas lesiones.
Las lesiones musculares al realizar actividad física en casa sin una buena planificación derivan en diversas lesiones. © Al Bello / AFP

“Todo esto pasa por descuido mío, por no hacer las pausas activas y no ser exigente conmigo misma con mi postura y mi puesto de trabajo”, relata. 

Otro caso es el de Edna Juliana Rojas, que debe trabajar en su escritorio de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y a veces ha tenido jornadas de 12 horas. Empezó a tener dolores de cintura, molestias en la rodilla derecha, en la cadera y en la espalda. 

Le tomaron radiografías de la cadera y de la rodilla y salieron bien, entonces los médicos le recetaron fisioterapia y fue esta la que le ayudó. Ahora hace todos los días los estiramientos que le enseñaron y ya no tiene dolores.

Nunca reportó en la oficina sus problemas de salud y ella sabe que estuvo enferma por sus descuidos, porque en su empresa habían organizado jornadas de descanso de pausas activas, pero ella nunca participó.

El médico Alajmo resalta que en su experiencia muchas empresas están preocupadas por los puestos de trabajo de sus empleados. Marcela Saldarriaga, por ejemplo, es una ejecutiva de una multinacional farmacéutica y la empresa envió a las casas de sus empleados sillas, computadores, teclados y ratones para mantener buenas condiciones laborales.

La falta de actividad física también causa problemas de salud

Médicos consultados por France 24 sobre las enfermedades que está causando el teletrabajo, explicaron que la actividad física mal hecha en casa también genera dolores y lesiones.

Un indicador de lo que fue la disminución de actividad física al inicio de la pandemia es la medición de los 30 millones de usuarios de los monitores de movimiento Fitbit que comparó los pasos que dieron estas personas diariamente en marzo de 2019 frente a los dados en el mismo periodo de 2020 y encontraron que durante el inicio de la pandemia hubo una disminución entre el 7 y 38 por ciento.

Por los problemas que puede causar el sedentarismo, la OMS y los gobiernos han invitado a la gente a realizar actividad física, pero muchos la han hecho sin cuidarse y han resultado lesionados.

El médico León Higuera explica que en su caso los pacientes han llegado con problemas en las rodillas y en la parte baja de la espalda, la mayoría de las veces porque siguen rutinas de ejercicio de influenciadores que no son expertos en el tema. En su experiencia, dice el deportólogo, las partes del cuerpo que más se han afectado por esta causa han sido la espalda baja, las rodillas y los hombros.

También se han presentado más casos de ojo seco

Además de los problemas musculares y de articulaciones, los médicos reportan que otra de las enfermedades que ha aumentado durante la pandemia son los casos de ojo seco, producto de durar más tiempo frente a las pantallas en comparación con lo que se hacía antes de que llegara el coronavirus, y también por el frecuente uso de la mascarilla.

En Guatemala, por ejemplo, 9 médicos de una clínica oftalmológica escribieron en su página web que “se ha documentado un aumento en los casos de irritación ocular y ojo seco, en los pacientes que utilizan mascarilla con frecuencia. Estas quejas tienen implicaciones importantes en la salud ocular y la prevención de infecciones, ya que el uso de las mascarillas se extenderá por algún tiempo”.

El uso continuado de mascarilla podría provocar patologías como la del ojo seco.
El uso continuado de mascarilla podría provocar patologías como la del ojo seco. © Gleb Garanich / Reuters

El ojo seco aparece, según la Clínica Mayo, cuando las lágrimas no pueden lubricar el ojo de manera adecuada. Algunos de los síntomas pueden ser ardor o picazón en los ojos, sentir como arenilla en los ojos, sensibilidad a la luz, enrojecimiento de los ojos y ojos llorosos, entre otros.

Un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information en Estados Unidos y realizado entre 3.605 personas, sostiene que hay una asociación entre el ojo seco y el uso de la mascarilla. De los 2.447 encuestados que tenían síntomas, el 26,9 % afirmó que estos habían aumentado con el uso de la mascarilla y el 18,3 % de todos los participantes experimentaron una asociación entre el uso de esta y el ojo seco.

Un artículo escrito por especialistas de la Universidad de Utah sostiene que en sus consultas y clínicas han observado un aumento de la irritación ocular y del ojo seco entre quienes usan regularmente los tapabocas, como por ejemplo los profesionales de la salud. 

Las otras dolencias que está dejando el confinamiento y el trabajo en casa son la otra cara de la pandemia, unas enfermedades que si no son atendidas a tiempo podrían generar problemas mayores en un futuro cercano y así una mayor presión al sistema sanitario que enfrenta actualmente uno de sus mayores desafíos.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24