Saltar al contenido principal

Matanza de Estado Islámico deja 116 víctimas en el sureste de Siria

La ciudad de Al Raqa en ruinas tras ser recuperada por el Ejército Sirio. Ahora Al Qariatain es la última población en ser arrebatada a los yihadistas
La ciudad de Al Raqa en ruinas tras ser recuperada por el Ejército Sirio. Ahora Al Qariatain es la última población en ser arrebatada a los yihadistas Reuters Erik De Castro

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los hechos ocurrieron en la localidad de Al Qariatain en el sureste de la provincial de Homs, unas tres semanas antes de que el ejército sirio capturara la zona y expulsara a los yihadistas.

Anuncios

El documento reúne los informes de observadores en terreno que confirmaron que los integrantes del autodenominado Estado Islámico (EI) acusaron a la mayoría de las víctimas de ser informantes y colaborar con las autoridades sirias, a quienes alertaban sobre las operaciones de los extremistas.

Al menos 83 de las víctimas fueron asesinadas en las 48 horas previas a la salida de los yihadistas de la ciudad, antes de que el ejército sirio diera inicio al operativo militar para recuperar el control de zona. Así mismo, hay un número incierto de desaparecidos que según el informe podrían haber muerto a manos de los radicales o haber escapado de la ciudad y haber sobrevivido a las masacres.

Por su parte, los medios de comunicación leales al gobierno sirio no han confirmado que las masacres hayan tomado lugar en la zona, pero han hecho énfasis en que el ejército sirio recuperó el control de Al Qariatain el pasado 21 de octubre, un día después de que el EI abandonara el lugar la noche anterior.

De acuerdo al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, unos 200 combatientes del EI dejaron Al Qariatain y se retiraron al desierto, la mayoría de ellos eran originarios de esa población y eran considerados como una célula durmiente de la organización que cumplían más labores de patrullaje y vigilancia que de combate.

Estado Islámico retrocede y controla el 8% del territorio de Siria

Igualmente, la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó que con el retroceso de los últimos meses, los yihadistas controlan el 8% de la superficie total de Siria, es decir, unos 14.816 kilómetros cuadrados, después de haber tenido en su poder más de la mitad del territorio en 2015.

Según la ONG los actuales dominios de EI se concentran en el este y en el noreste del país, donde tienen en sus manos la ciudad de Al Bukamal, ubicada en la frontera con Irak, varios pueblos y aldeas en las provincias de Deis al Zur, Al Hasaka y Homs.

Las fuerzas gubernamentales sirias controlan un 52,7% de la superficie de Siria, lo que se traduce en unos 97.540 kilómetros cuadrados, cuando en el 2015 sólo tenían en su poder el 22 por ciento del territorio del país. Actualmente, el ejército tiene total control de las provincias de Tartús (noroeste) y Al Sueida (sur) y la mayoría de Latakia (noroeste).

Adicionalmente tiene bajo control las grandes ciudades del país, comenzando por Damasco, la capital, Alepo en el noroeste; Hama y Homs en la zona central, Deraa y Al Quneitra en el sur, Al Raqa y Deir al Zur en el noroeste y mantiene presencia en Al Hasaka y Qameshli.

De otro lado, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), conformada por una alianza entre milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos, domina 47.100 kilómetros cuadrados que equivalen al 25,4% del territorio de Siria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que los rebeldes y los islamistas han sufrido un importante retroceso y dominan un 13.7% de Siria, es decir unos 25.470 kilómetros cuadrados del territorio sirio que se encuentra completamente devastado tras seis años de guerra civil.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.