Saltar al contenido principal

En México, el fentanilo acelera el éxodo rural de los cultivadores de adormidera

En México, el tráfico de estupefacientes provoca cada año miles de muertos pero también hace vivir, desde hace decenas de años, a numerosas comunidades rurales. En el Estado de Guerrero, en la costa oeste del país, la cultura del opio y del cannabis ha sido, desde hace 40 años, la principal fuente de ingresos de unas 50.000 familias que ahí viven. Pero eso era antes de la llegada de los opioides sintéticos. El fentanilo, una sustancia potente y adictiva, invadió el continente americano haciendo caer el precio del opio natural. Reportaje de Laurence Cuvillier y Matthieu Comin.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.