Saltar al contenido principal

Violación, tortura y humillación, las desviaciones de las cárceles rusas en evidencia tras un motín

El 10 de abril de 2020 estalló un motín en el Centro Penitenciario de Angarsk, 5.000 kilómetros al este de Moscú. En videos publicados por redes sociales, los presos piden ayuda, dicen que se han cortado las venas para denunciar tortura y los tratos degradantes presuntamente infligidos por guardias de la prisión. El motín fue reprimido y, desde entonces, las ONG se han preocupado por la desaparición de varios detenidos. Para ellos, el tratamiento de los presos en esta prisión no es un caso aislado en Rusia. Reportaje de Elena Volochine, Dmitry Behterev, Darya Tarassova y Alexandra Dalsbaek. 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.