Wuhan, un año después del primer bloqueo por coronavirus del mundo

Las barreras aún encierran el notorio mercado de mariscos de Wuhan, uno de los pocos recordatorios inmediatos de que la ciudad fue una vez el epicentro de la pandemia de coronavirus que ha transformado el mundo. Por el contrario, la nueva normalidad en la urbe china de más de 11 millones de habitantes, se parece mucho a la vieja realidad; los coches circulan por las carreteras, las aceras están llenas de compradores y los parques están llenos de personas.