Los grandes de Wall Street desafiados por miles de pequeños inversores

Una coordinación de los inversores minoristas expuso las debilidades de Wall Street. Las redes sociales facilitaron que inversores aficionados dieran un golpe a través de la app Robinhood, operando en la bolsa sin mínimos ni comisiones. Miles de personas compraron acciones de empresas como GameStop, que disparó el precio de sus acciones.