Joe Biden urgió este 23 de marzo por la prohibición de los rifles de asalto en EE. UU.

Una nueva masacre pone sobre la mesa la regulación de armas en Estados Unidos, una tensión de larga data entre demócratas y republicanos que no han logrado un acuerdo a pesar de la dimensión del problema.