La Justicia rusa analiza calificar a varias organizaciones de "extremistas"

El término “extremista" tiene una larga acepción en la ley rusa que permite a las autoridades controlar organizaciones opositoras, grupos racistas o terroristas y hasta movimientos religiosos como los Testigos de Jehová. En espera del fallo, un tribunal de Moscú suspendió formalmente toda actividad de la Fundación Anti-Corrupción (FBK) y su red regional, la organización del opositor encarcelado Navalny, según informó uno de sus abogados.