Emmanuel Macron reconoció la responsabilidad de Francia en el genocidio de 1994 en Ruanda

El presidente Macron dijo este jueves 27 de mayo, durante un discurso en Kigali, la capital de Ruanda, que solo los ruandeses pueden perdonar a Francia por su papel en el genocidio de 1994 y que dejó 800.000 muertos.Según Macron, "Francia no escuchó la voz de quienes le habían advertido, o bien sobreestimó su fuerza al pensar que podía detener lo peor. Francia no entendió que, al querer prevenir un conflicto regional o una guerra civil, estaba de hecho al lado de un régimen genocida".