2.200 millones de personas viven sin acceso al agua potable (6/6)

El agua es fundamental para el desarrollo socioeconómico, la energía, la producción de alimentos, los ecosistemas y para la supervivencia de los seres humanos. Es uno de los vínculos más importantes entre nosotros y el medio ambiente. Pero esa conexión, que para algunos no va más allá de suplir una necesidad fisiológica, está fracturada por la poca conciencia que se tiene de un recurso que no va a ser ilimitado por mucho tiempo.